El Comercio
Las obras de la conexión se encuentran paralizadas.
Las obras de la conexión se encuentran paralizadas. / MARIETA

El Principado espera desde mayo que Fomento responda al pinchazo del PEPA

  • La consejería de Infraestructuras remitió hace un mes un borrador para la cesión que permita la conexión del polígono con la autovía

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente espera desde hace más de un mes que el Ministerio de Fomento responda a su propuesta de convenio para permitir la conexión de los accesos al Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) con la autovía del Cantábrico y, de esta manera, poder terminar unas obras con más de diez años de demora.

El pasado 12 de mayo, desde el Principado de Asturias se remitió al Secretario de Estado de Infraestructuras la propuesta de acuerdo de cesión y que debería confirmar el desbloqueo de la obra. Desde entonces, la administración asturiana no ha tenido contestación alguna, por lo que los trabajos se encuentran prácticamente paralizados.

En octubre de 2015, el Principado reanudaba la construcción de la conexión del Parque Empresarial Principado de Asturias con la Autovía del Cantábrico que se había paralizado en 2010. En ese momento, tan sólo se había logrado paliar uno de los grandes problemas que habían frenado el proyecto: la línea de media tensión y las servidumbres generadas.

Una vez resuelto, la actividad regresaba con un escollo aún sin resolver: la autorización del Ministerio de Fomento para la conexión con la autovía del Cantábrico. Con motivo del reinicio de las obras, la consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, confiaba en alcanzar ese acuerdo en el margen de los dos años que faltaban de obras.

Sin embargo, el tiempo se consumió sin lograr esa autorización. El conflicto se centraba en la administración que asumiría el coste de los trabajos del pinchazo. Después de diferentes conversaciones, el gobierno asturiano anunciaba el pasado febrero su disposición de asumir el coste del pinchazo con una cesión parcial de la AI-81 y que eximiría al Ministerio de Fomento de los costes de la obra y del mantenimiento posterior.

La propuesta se concretó en el borrador de convenio que el pasado 12 de mayo se remitió al Ministerio de Fomento sin que, hasta el momento, se haya facilitado una respuesta oficial a la administración asturiana que permita desbloquear las obras de la infraestructura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate