La abogada acusada de estafa se desvanece en la cuarta sesión del juicio en Oviedo

Marcelino Tamargo, la acusada y Diana González se dirigen a la Audiencia. /Hugo Álvarez
Marcelino Tamargo, la acusada y Diana González se dirigen a la Audiencia. / Hugo Álvarez

Uno de los testigos necesita medicación para su «angina de pecho» después de la tensión de su declaración en la sala

FERNANDO DEL BUSTO Oviedo

La cuarta de las sesiones que se siguen en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo contra la abogada avilesina A. M. R. F. acusada de apropiación indebida se convirtió esta mañana en la más accidentada de las celebradas hasta el momento. La única procesada sufrió un desvanecimiento después de varios testimonios que incidían que ella no iniciaba las gestiones que le solicitaban. En esa situación, la presidenta de la sala, Covadonga Vázquez Llorens, solicitó la asistencia del médico forense para confirmar si se podía proseguir el juicio. Una vez recuperada, la vista continuó con normalidad.

Además, uno de los testigos necesitó medicarse durante su testimonio. Aseguró haber sufrido una «angina de pecho» y la tensión de la declaración le obligó a tomar una pastilla. Una vez recuperado, completó su testimonio.

No ha sido el único incidente de la mañana, ya que dos de los testigos citados no comparecieron. La fiscalía considera necesaria su presencia y volverán a ser citados.

Por lo demás, la vista se mantuvo en la tónica de los días previos, con las acusaciones recabando datos del comportamiento de A. M. R. F. y su defensa defendiendo su quehacer profesional.

La quinta sesión se celebrará mañana miércoles, 16 de mayo, a partir de las diez de la mañana.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos