La abstención del PP permite la aprobación del IBI, que subirá cuatro euros de media

Debate sobre las ordenanzas fiscales celebrado ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento de Avilés. / PATRICIA BREGÓN
Debate sobre las ordenanzas fiscales celebrado ayer en el salón de plenos del Ayuntamiento de Avilés. / PATRICIA BREGÓN

El equipo de gobierno, satisfecho con el «amplio» acuerdo que «garantiza la estabilidad económica del Ayuntamiento»

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El Pleno de ayer dio el visto bueno a los impuestos, tasas y precios públicos que pagarán los avilesinos el próximo año. Se votaron de forma independiente los impuestos que estuvieron en el centro del debate político en el último mes y finalmente todos salieron adelante en las condiciones que se habían acordado. El que tuvo mayor dificultad para aprobarse fue el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que finalmente salió adelante con el voto de calidad de la alcaldesa tras dos rondas en las que la aplicación de un tipo del 0,06875 tuvo nueve votos a favor (PSOE y Ciudadanos), nueve en contra (Somos, IU y Ganemos) y seis abstenciones (PP). La aplicación de este tipo en el recibo de la contribución de 2018 supondrá una subida media de cuatro euros.

El acuerdo supone también introducir cambios en la tasa del agua que reducirá el recibo de la gran mayoría del pequeño comercio al crearse una nueva modalidad de cobro para los comerciantes que incluye compensaciones que van entre el 2 y el 10% del precio del agua. Por contra sube un 9,95% a los consumos más altos. El tercer impuesto modificado ha sido el de la Plusvalía, en el que se rebaja el porcentaje a aplicar al 22%, y el cuarto el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) donde se incluyen compensaciones para aquellas empresas que creen empleo.

El debate político sobre las ordenanzas fiscales se alargó ayer durante más de dos horas en un intento de cada uno de los grupos políticos de poner el acento sobre las diferencias de sus políticas fiscales con respecto a las de los otros. La concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, defendió el «amplio» acuerdo alcanzado «que garantiza la estabilidad económica del Ayuntamiento, la primera de nuestras premisas en esta negociación». Lanzó de nuevo el mensaje de la necesidad del Consistorio de contar con ingresos suficientes para prestar servicios, «si queremos seguir cubriendo servicios y respondiendo a las necesidades de los avilesinos que cada vez son más», dijo. Ofreció una de las cifras concretas de ingresos, con el acuerdo alcanzado con Ciudadanos sobre el tipo del IBI el Ayuntamiento garantiza unos ingresos de 16,4 millones de euros, lo mínimo necesario. Con la propuesta inicial de los socialistas de aplicación de un tipo del 0,07 el ingreso sería de 16,7 millones.

Los grupos escenificaron sus diferencias en políticas fiscales durante más de dos horas

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Carlos Rodríguez de la Torre, reiteró que el objetivo de su partido «es que los avilesinos paguen menos impuestos para que tengan más dinero en su bolso para generar movimiento en la economía». Aseguró que la rebaja en los impuestos es «parte del ADN del PP».

Comedores y 'escuelinas'

Por el grupo de Somos el concejal Primitivo Abella actuó como portavoz y lo primero que apuntó fue que «este es el debate que más fija la postura de los que estamos aquí sentados, nosotros apostamos por políticas fiscales que contribuyan a mejorar la vida de la gente. Que los impuestos sean progresivos y contribuyan a redistribuir la riqueza». Abella expuso de nuevo las propuestas de su partido sobre las plusvalías, el IBI y el IAE. Añadió las propuestas para «racionalizar» las bonificaciones de los comedores escolares porque, según dijo una familia con un ingreso de 645,41 euros pagaría 20 euros y una que cobre 645,42 abonaría ya 50 euros. «Para alguien que se mueve en ese tramo de ingresos es una diferencia significativa». La propuesta no fue aprobada. Tampoco salió adelante el planteamiento de Somos sobre los precios de las escuelas de 0 a 3, Abella defiende que deberían estar exentas de pago las familias con ingresos menores a 1.415 euros y el equipo de gobierno mantiene que los baremos están bien aplicados. Somos lo denunciará en los juzgados.

La portavoz de Izquierda Unida, Llarina González, reprochó al equipo de gobierno que no hubiera mantenido el mismo interés en la negociación con su grupo que con el resto de la oposición «y especialmente el área neoliberal (PP y Ciudadanos)», algo que la concejala de Hacienda achacó al hecho de que IU no hubiese presentado propuestas para la negociación. González volvió a reclamar el debate conjunto de tasas y presupuesto «porque no tenemos ninguna confianza política en este gobierno que prefiere la privatización de servicios y no cumple con los acuerdos plenarios».

El concejal de Ganemos, Agustín Sánchez, insistió en el Pleno la importancia «de la política fiscal en el apoyo a la creación de empleo» y en ese sentido defendió su propuesta para aumentar el IAE a las empresas que no lo creen. Lamentó que no se haya incluido esto en las ordenanzas del próximo año y reprochó que se prefiera «proteger a las grandes empresas que vemos que no crean empleo, es más, bajan la calidad de los contratos. Con nuestra propuesta con solo tres empleos ya no tendrían subida del IAE y si prefiriesen no crear empleo el Ayuntamiento recaudaría 450.000 euros más, ¿cuántos puntos podríamos bajar el IBI a los ciudadanos con esos ingresos?».

La edil de Ciudadanos, Carmen Pérez Soberón, se refirió al proceso de negociación con el que se mostró «moderadamente satisfecha», no obstante lamentó que finalmente no se hubiera conseguido rebajar más la subida del IBI cree que «por la negociación con el PP sobre las plusvalías».

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos