La abstención del PP permite llevar el presupuesto al Pleno del próximo martes

Comisión de Hacienda celebrada ayer en el Ayuntamiento. /  MARIETA
Comisión de Hacienda celebrada ayer en el Ayuntamiento. / MARIETA

Los populares decidirán su voto final en la reunión de su junta local del próximo lunes. Si votan en contra habrá cuestión de confianza de la alcaldesa

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La abstención del Partido Popular en la comisión de Hacienda celebrada ayer permitió que el presupuesto se aprobase con los votos de los socialistas y la edil de Ciudadanos. La abstención es una práctica habitual de los concejales populares en la comisiones municipales a la espera de que su junta local en sus reuniones previas a los plenos decida el sentido del voto de sus concejales. Pero en este caso adquiere un valor mayor, ya que de no haberse abstenido, los presupuestos serían rechazados y no podrían llevarse al Pleno del próximo martes.

Sobre esta abstención volvió ayer a insistir el concejal de Promoción Económica, Manuel Campa, que reiteró la petición del equipo de gobierno en los últimos días y pidió que Partido Popular y Somos «se abstengan en el Pleno -como el PP ya ha hecho en la comisión- de manera que el presupuesto municipal que hemos acordado con Ciudadanos pueda ejecutarse y podamos desarrollar los proyectos sociales, de inversión, culturales y deportivos que incluye y que son imprescindibles para seguir avanzando en nuestro modelo de ciudad y para dar respuesta a las necesidades reales de Avilés».

Hace dos semanas tres de los concejales que conforman el grupo municipal popular mostraban su preocupación porque la actual gestora del partido hubiera optado por no negociar con el PSOE el presupuesto y ese debate se trasladará ahora a la reunión de su junta local el lunes en la que decidirán el voto en el Pleno. Ayer, Alfonso Araujo, volvía a insistir en ello y dijo que «se ha demostrado lo que decíamos, somos decisivos para sacar adelante el presupuesto y si se nos hubiera hecho caso el documento estaría enriquecido con nuestras aportaciones».

Puso de relieve también la vicisitud en la que ahora se encuentra el Partido Popular porque «si votamos que no al presupuesto se va a someter a la ciudad a una tensión innecesaria al dilatar un mes la aprobación del presupuesto que incluye proyectos que son de interés para Avilés y que no podrán arrancar hasta que se apruebe la aportación municipal».

Araujo también arremetió contra el PSOE al que consideró responsable de estos retrasos «porque si el presupuesto estuviese presentado en noviembre, aunque se hubiese llegado a la cuestión de confianza, en enero ya estaría aprobado para comenzar a ejecutar los proyectos».

En la comisión de Hacienda Somos e Izquierda Unida votaron en contra de los presupuestos, un voto que repetirán en el Pleno, tal como han anunciado ya desde el momento en que se rompieron las negociaciones con el equipo de gobierno.

La Corporación también aprobó la addenda al convenio del Principado y el Ayuntamiento para concluir la primera fase de la construcción de la Escuela Superior de Arte este año y el tercer Plan Infancia, Adolescencia y Juventud de Avilés, que contiene un diagnóstico socioeconómico de la infancia en Avilés, un diagnóstico del anterior plan y las medidas, objetivos y agentes que se van a implicar en su desarrollo, temporalización, coordinación y seguimiento. Ambas cuestiones se debatirán también en el Pleno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos