Acosa a su exnovia con 115 llamadas y 173 mensajes en nueve días

La Fiscalía solicita una pena de año y medio de cárcel para un hombre que intentaba retomar una relación rota al que se juzga hoy en Avilés

RUTH ARIAS AVILÉS.

Habían mantenido una relación sentimental relativamente duradera pero, después de un año y siete meses, aquello se acabó. Fue el 20 de diciembre del año 2015 cuando el amor se acabó definitivamente y ella decidió poner punto y final a su historia en común. Él, sin embargo, no aceptó la ruptura, y en los días siguientes se dedicó a pedirle insistentemente que volvieran a estar juntos. Lo hizo de forma repetida hasta llegar a una situación de acoso.

Desde el día anterior a la ruptura definitiva, él la estuvo llamando por teléfono y enviándole mensajes con una intensidad extraordinaria. Llegó a marcar su número hasta 115 veces en nueve días, un tiempo en el que, además, le escribió 173 mensajes de texto. Luego, ella le denunció.

El hombre será juzgado esta mañana en el Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés, y la Fiscalía pide para él una pena de un año y medio de prisión por considerarle culpable de un delito de acoso en el ámbito familiar. No es la única medida que solicita el Ministerio Público, que también defiende que debe imponérsele la prohibición de aproximarse a menos de trescientos metros de su exnovia, tanto a su domicilio como a su lugar de trabajo o a cualquier otro sitio que ella acostumbre a frecuentar, durante un período aún más largo: dos años y medio. Solicita además que no se comunique con ella por ningún medio y, complementariamente, que el hombre sea inhabilitado para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, además del abono de las costas del procedimiento judicial.

En un mismo día, el posterior a Navidad de 2015, la llamó 39 veces y le envió treinta SMS

Después de la ruptura, el acoso duró poco más de una semana, pero las comunicaciones que él intentó establecer fueron muy insistentes. El día antes de que ella tomase la decisión de no volver a verle, él la llamó hasta dieciocho veces y le envío otros trece mensajes de texto «con la intención de retomar la relación y mantener contacto con ella, a pesar de la negativa de la mujer», según sostiene la Fiscalía del Principado de Asturias en su escrito de acusación. El día que rompieron, el 20 de diciembre, la llamó cuatro veces, y al día siguiente realizó otras trece llamadas y redactó el mismo número de mensajes. El día 22 la llamo dos veces y le envió nueve mensajes pero, aunque parecía que el ritmo bajaba, el día 23 el acoso cobró mayor fuerza. Llegó a coger el teléfono hasta 39 veces para llamarla y otras cinco para escribirle un texto.

En las fiestas navideñas

Eran los días previos a Navidad y, curiosamente, ni en Nochebuena ni en el mismo día de Navidad trató de ponerse en contacto con ella. Sin embargo, el 26 de diciembre volvió a la carga y fue, de hecho, el más intenso. Ese día, después del parón, la mujer recibió 39 llamadas de voz y treinta mensajes de texto. Luego, el día 27, otros tres SMS.

La vista oral esta fijada para las 11.20 horas de esta mañana, y allí ambos tendrán la oportunidad de exponer su visión de lo ocurrido antes de que el juez dicte sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos