Somos acusa al PSOE de «preferir beneficiar a los bancos que a la ciudad»

Abella asegura que 2018 finalizará con superávit en el presupuesto que se destinará a liquidar la deuda municipal

Y. L. AVILÉS.

El concejal de Somos, Primitivo Abella, augura que una de las consecuencias que tendrá el retraso en aprobar el presupuesto será que al finalizar este año parte de los proyectos estarán sin ejecutar, de ahí que ayer acusase al equipo de gobierno socialista de «preferir entregar el remanente que generará el presupuesto de 2018 a los bancos en lugar de gastarlo en proyectos y mejoras para la ciudad».

Según mantiene, el presupuesto de este año «se liquidará con millones de euros de superávit que servirán para amortizar deuda», ya que la ley obliga a los ayuntamientos a destinar una parte importante del remanente a este fin. De hecho recordó que en la última liquidación presupuestaria, se destinaron cuatro millones de remanente a amortizar la deuda del Ayuntamiento con los bancos.

«En Somos Avilés creemos que mejor se usa ese dinero para mejorar la vida de las personas que aquí viven, pero el PSOE ya declaró cuando reformó el artículo 135 de la Constitución que primero va la deuda y luego las personas», apuntó Primitivo Abella en referencia al acuerdo nacional de PSOE y PP en el año 2011.

El concejal de la formación morada mostró su malestar por el rechazo del equipo de gobierno a sus dos propuestas para llegar a acuerdos y cree que, «una vez más, el PSOE prefiere retrasar la aprobación del presupuesto y por tanto retrasar su ejecución que hacer la más mínima concesión a Somos». Añade que la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, «busca argumentos para justificar el por qué del rechazo, pero no los encuentra».

Somos volvió a defender sus propuestas sobre el salario mínimo de los trabajadores en los contratos públicos y la actualización del índice de referencia por el que se conceden las ayudas sociales del Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos