El acusado de violar a una mujer en su casa de Avilés dice que las relaciones fueron consentidas

El acusado de violar a una mujer en su casa de Avilés dice que las relaciones fueron consentidas

La Fiscalía pide para él 9 años de prisión y el alejamiento a no menos de 500 metros de la víctima durante 10 años

EFEAvilés

Un vecino de Avilés acusado de los delitos de agresión sexual y lesiones a un mujer a la que había invitado a su casa, por los que la Fiscalía pide piden 9 años de prisión, tres menos que la acusación particular, ha declarado que mantuvo relaciones sexuales consentidas con la denunciante.

El juicio, que se ha celebrado hoy en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias a puerta cerrada, ha quedado visto para sentencia después de que la Fiscalía y la acusación particular ratificaran sus peticiones de cárcel y la defensa pidiera la libre absolución.

El acusado se ha declarado inocente y mantenido su versión según la cual la joven accedió a mantener relaciones sexuales tras subir a su domicilio de manera voluntaria.

La Fiscalía ha mantenido su petición inicial de 9 años de cárcel y alejamiento a no menos de 500 metros de la víctima durante 10 años, aunque ha elevado la indemnización por daños morales a 12.000 euros.

La acusación particular ha pedido una condena de 12 años de prisión y una indemnización de 18.000 euros.

La defensa ha justificado la libre absolución en que el testimonio de la denunciante ha resultado «inverosímil y contradictorio» y en que «ninguno de los testigos pudo ver los hechos», según ha declarado la abogada al finalizar la vista.

En el juicio han testificado dos médicos forenses, tres psicólogos, cuatro agentes de policía, dos compañeros de piso del acusado y una amiga de la mujer que lo hizo por videoconferencia desde Chile.

El Ministerio Público ha considerado probado que el 21 de enero de 2017, sobre las 2:30 horas, el procesado, que se encuentra en prisión provisional por esta causa, se encontraba con un amigo caminando por Avilés y a la altura del Parque Ferrera, se encontraron con una mujer a la que invitaron a ir a su casa.

Una vez en el domicilio, la mujer manifestó que quería irse, a lo que se opuso el acusado, que la encerró en el baño donde, al parecer la agredió sexualmente hasta que un amigo, alertado por los ruidos acudiera e insistiera para que se le abriera la puerta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos