El San Agustín aplaza tres centenares de consultas en Traumatología

La dificultad para encontrar médicos de esta especialidad impide realizar las contrataciones necesarias en el servicio

R. D. AVILÉS.

El Hospital San Agustín se ha visto obligado a aplazar cerca de trescientas consultas en el servicio de traumatología. El problema estriba en dificultad que encuentra el área sanitaria para contratar médicos de esta especialidad. Actualmente esta vacante una plaza de las quince existentes, además de otro traumatólogo de apoyo que el hospital pretendía mantener de refuerzo durante medio año.

La renovación de los contratos eventuales del Sespa está provocando importantes retrasos por los que se están viendo perjudicados tres centenares de pacientes de la comarca de Avilés, que han visto como se posponían citas ya fijadas sin que se les ofreciese ninguna fecha posterior para acudir al centro sanitario.

El propio gerente del Área Sanitaria III, Enrique González, reconoció ayer el problema y manifestó su convencimiento de que la situación se normalizará «en el plazo de dos meses». Las agendas de los especialistas han tenido que reordenarse, con el consiguiente perjuicio para los pacientes afectados. En las próximas semanas, el San Agustín espera poder cubrir estas dos plazas y retomar el número de consultas habitual.

Escasez de especialistas

No es la primera vez que se producen problemas de esta índole derivados de la falta de especialistas en determinados servicios. Dermatología o Radiología son otros de los departamentos en los que también hay carencias en este sentido. La falta de médicos de algunas especialidades es palpable y, aunque se ponen en marcha procesos de contratación, los directivos se encuentran con que no hay profesionales disponibles, lo que lleva a la anulación de citas programadas en estas consultas que no pueden cubrirse.

La situación también se repite en otros departamentos como Pediatría. Con relativa frecuencia no se encuentran pediatras para realizar sustituciones, y sus consultas deben ser cubiertas por médicos de familia que, aunque no están especializados en salud infantil, pueden atender por su formación a este espectro de la población.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos