El San Agustín planea triplicar el número de pacientes atendidos en sus domicilios

Imagen de archivo del servicio de hospitalización a domicilio. / MARIETA
Imagen de archivo del servicio de hospitalización a domicilio. / MARIETA

Los cambios en la gestión de la unidad permitirán pasar de los 384 enfermos del año pasado a 1.200

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La dirección del Área Sanitaria III, el que engloba a todos los municipios de la comarca, ha introducido cambios en la unidad de hospitalización a domicilio con el objetivo de triplicar el número de enfermos atendidos en sus hogares. El gerente, Enrique González, explicó ayer las reformas y los objetivos que se han marcado en esta nueva etapa. El año pasado esta unidad atendió a 384 pacientes en sus casas y con la nueva organización y dotación de personal se espera llegar a los 1.200 anuales.

Hospitalización a domicilio dependía hasta ahora del área de Urgencias, pero ahora ha pasado a ser una unidad independiente que coordina la doctora Elena Méndez. Además se le ha dotado con una plantilla estable formada por dos médicos y tres enfermeros, además de la dotación para cubrir el fin de semana, que irá creciendo a medida que aumenten los pacientes que utilizan este recurso.

Tanto el gerente del área sanitaria como la coordinadora de la unidad coincidieron ayer en destacar la importancia que tiene este servicio en una comarca como la de Avilés en la que la población está especialmente envejecida. Como dato, de los 268 adultos hospitalizados ayer en el San Agustín, 106 tenían más de 65 años.

«El hospital es un medio hostil, especialmente para las personas mayores, por lo que con la hospitalización a domicilio les permitiremos que tengan una recuperación sin salir de su entorno y así les preservamos del estrés emocional que les produce la estancia en el hospital que supone una alteración importante en su vida», apuntó Enrique González sobre los beneficios de este impulso a la hospitalización en el hogar.

No todos los enfermos pueden ser atendidos en su domicilio, por eso entre los cambios introducidos en este recurso sanitario que ayer se presentaron se encuentra una cartera de servicios que define quién puede ser susceptible de ser tratado en su casa. Los estudios que ha manejado el Hospital Universitario San Agustín para reorganizar el servicio señalan que entre el cinco y el siete por ciento de los pacientes que llegan a los hospitales podrían ser atendidos en sus hogares. En el caso del centro hospitalario avilesino, el año pasado hubo 17.600 ingresos y esperan poder llegar en esta primera fase que se ha puesto en marcha a entre 900 y 1.200 pacientes atendidos por la unidad.

De hecho, frente a los 384 enfermos que fueron tratados por hospitalización a domicilio en 2016, este año, con los cambios que ya se han empezado a poner en marcha, se espera llegar a los setecientos. El objetivo que se marca ahora del servicio es conseguir atender a entre 25 y 37 pacientes diarios.

Avilés, Corvera y Castrillón

No todos los habitantes de la comarca se van a poder ver beneficiados de este servicio en esta primera fase. De momento se atenderá a la población en un radio en el que el domicilio no esté a más de quince minutos del Hospital San Agustín y se quiere llegar en estos primeros momentos a un radio de treinta minutos de distancia del centro hospitalario, lo recomendado por los expertos sanitarios en caso de hospitalizaciones a domicilio.

En todo caso, la dirección del área sanitaria ya prepara un plan que se implantará en una segunda fase para atender también a domicilio a los pacientes de otros concejos situados a una mayor distancia como los de Gozón, Pravia, Soto del Barco, Cudillero, Muros de Nalón e Illas. En este caso tendrá que haber una coordinación con atención Primaria para evitar el ingreso en el hospital, según explicó Enrique González.

Una de las patas de esta nueva etapa del servicio de hospitalización a domicilio es precisamente la coordinación entre los distintos estamentos a los que acuden los pacientes. Según señaló el gerente del área sanitaria, «estamos hablando de la formación de nuestro propio personal, de intensificar la coordinación con Urgencias, con los distintos servicios y también con hospitalización que puede detectar precozmente que paciente puede ser susceptible de recibir hospitalización en su domicilio. Pero también hablamos de intensificar la coordinación con Primaria y con los geriátricos en este caso a través de la figura de coordinador de geriátricos que pronto estará trabajando».

El objetivo es evitar el mayor número de hospitalizaciones posibles y especialmente entre las personas mayores, «que son los más frágiles y las que más ingresos tienen», señaló el gerente.

Aclaró, no obstante, que ello no tiene por qué significar necesariamente contar con más camas libres en el Hospital Universitario San Agustín, ya que este proceso de revisión de la sanidad en Avilés afecta también a otras áreas de trabajo. «Tenemos pendientes de análisis medicina interna y también cirugía mayor ambulatoria y seguro que cambiarán cosas en el trabajo que al final harán que las camas sean utilizadas», apuntó. Además, también avanzó que otro de los objetivos que se ha marcado su equipo es contar con más habitaciones de uso individual necesarias no sólo por infecciones sino también para momentos difíciles como la despedida de un ser querido.

El servicio de hospitalización a domicilio se puso en marcha en el hospital avilesino en el último trimestre de 2002, hace quince años. Entonces contaba con cuatro profesionales, ahora se le han asignado seis, y las visitas a los domicilios de los pacientes se hacían entre las nueve de la mañana y las siete de la tarde. Ahora, el horario que se aplica en este servicio va en el caso de la enfermería de ocho de la mañana a diez de la noche y el médico de ocho de la mañana a cinco de la tarde.

Más noticias

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos