La alcaldesa confía en que el consorcio para la perrera pueda constituirse en octubre

La alcaldesa confía en que el consorcio para la perrera pueda constituirse en octubre

El PP de Castrillón pide «empezar de cero un proyecto mal planteado», mientras que el de Avilés llama a «reconsiderar las diferencias políticas»

AVILÉS.

A pesar del revés que anteayer sufrió el futuro consorcio para gestionar el albergue mancomunado de animales en el Pleno de Castrillón, donde el punto fue retirado del orden del día a la espera de que el Partido Socialista del concejo decida su posición, la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, aún confía en sacar adelante esta iniciativa largamente esperada. «Espero que tanto Castrillón como Corvera puedan aprobarlo este mes y que a lo largo de octubre pueda constituirse el consorcio», expresó ayer, sin querer entrar a valorar lo sucedido en la sesión plenaria del concejo vecino, donde su propio partido, el socialista, fue el que impidió que el asunto saliese adelante.

De los diez concejos que inicialmente iban a unirse para construir el albergue, Castrillón es el que resulta más problemático, toda vez que en su día se anunció que la perrera se construiría en una parcela de La Lloba, provocando de manera casi inmediata la indignación de los vecinos de la zona. Aunque posteriormente se dio marcha atrás y se aseguró que la ubicación se decidiría en un concurso público al que podrían presentarse todos los propietarios de terrenos que cumpliesen con las condiciones exigidas por la normativa, lo cierto es que Castrillón es el municipio que, hoy por hoy, más papeletas tiene para acoger el albergue de animales. Así las cosas, votar a favor del consorcio se entiende como hacerlo contra los vecinos de Santiago del Monte, parroquia a la que pertenece La Lloba, y esa es una papeleta que no todos los grupos políticos están dispuestos a asumir.

En este sentido se pronunció ayer el portavoz del Partido Popular en el concejo, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones, que reprochó a los socialistas su actitud de anteayer. «Esperemos que la retirada, evidentemente pactada con Izquierda Unida, no sea una artimaña para ganar tiempo para aprobar el consorcio y, al mismo tiempo, tratar de salvar la cara ante los vecinos», dice al mismo tiempo que les pide que «no mantengan más la tensión política y social». Para Quiñones, que el proceso para la creación de la perrera está «mal planteado y peor gestionado», y pide que Castrillón no entre en el consorcio, sino que se pueda «empezar de cero un nuevo proyecto transparente y participativo».

Sus compañeros de partido en Avilés, en cambio, pese a que votaron en contra de la entrada en el consorcio por imposición de la dirección regional, que calificó la fórmula de gestión de «chiringuito socialista», hicieron hacer una llamada a la responsabilidad de las distintas fuerzas políticas para permitir que esta ansiada perrera pueda convertirse, por fin, en una realidad. «Nunca se estuvo tan cerca de poder contar con un albergue como lo estamos ahora, por lo que hay que hacer una reflexión y reconsiderar las diferencias políticas para que prevalezca el objetivo», manifestó ayer el concejal Francisco Zarracina, que considera que «dentro de unos años podremos estar orgullosos de haber pertenecido a la corporación que consiguió sacarlo adelante».

Corvera se suma este mes

El Ayuntamiento de Corvera, que no firmó en su día la adhesión al consorcio que luego debía ser ratificada por el Pleno, confirmó ayer que el asunto entrará en el orden del día de la sesión de este mes, que se celebrará el día 26. «Nadie tiene que poner en duda el compromiso del PSOE de Corvera con el albergue, que es una necesidad que debe resolverse cuanto antes», señaló el concejal Rafael Alonso.

Contarán además con el voto favorable «sin fisuras» de IU, que se hizo ayer público, y también con el de Somos, que seguirá la misma línea que sus compañeros de formación en otros concejos.

Fotos

Vídeos