Dos alumnas avilesinas ganan la beca de Amancio Ortega

Las becadas, Lucía Cerezo y Patricia Pérez, ayer, en Avilés.
Las becadas, Lucía Cerezo y Patricia Pérez, ayer, en Avilés. / MARIETA

Lucía Cerezo y Patricia Pérez, estudiantes de cuarto de la ESO en el San Fernando, cursarán el año que viene en Estados Unidos o Canadá

EVA FANJUL AVILÉS.

«Cuando me enteré de que había conseguido la beca casi no me lo podía creer», comenta Lucía Cerezo. Ella junto a su amiga de toda la vida, Patricia Pérez, han conseguido dos de las becas que la Fundación Amancio Ortega ofrece para estudiar primero de bachillerato en Estados Unidos y Canadá el próximo curso 2018-2019. Dos chicas de quince años, ambas alumnas de cuarto curso de Educación Secundaria en el colegio San Fernando de Avilés que han alcanzado todo un logro ya que son muchos los jóvenes de todo el país que solicitan acceder a estas ayudas económicas. Además, han tenido que cumplir con las exigencia, requisitos y pruebas de acceso en las que se examinó tanto su nivel de inglés como su actitud y madurez.

Para empezar, solo alumnos que cuenten en sus calificaciones de tercero de Educación Secundaria Obligatoria con una media igual o superior a 8 en inglés y a 7 en el resto de las asignaturas pueden presentarse al proceso de selección. «Mi madre leyó en LA VOZ una información sobre las becas, y por eso sabíamos que nos iban a pedir esas notas y me esforcé en conseguirlas en tercero», explica Patricia Pérez Fanjul. En este mismo sentido, Lucía Cerezo, aconseja a los interesados en solicitar estas ayudas que «confíen en ellos mismos y se preparen para obtener las notas que piden porque merece la pena».

Las dos jóvenes se muestran emocionadas y esperan saber en las próximas horas cuál será su destino final. «No me importa donde me envíen, aunque siempre soñé con ir a Estados Unidos», comenta Patricia. En el caso de Lucía, «aunque siempre hay sitios que te gustaría conocer, lo importante es que estés a gusto y con buena gente, aunque sea en un remoto pueblo perdido».

En el futuro, Lucía quiere estudiar marketing y Patricia una ingeniería, por eso, lo único que les inquieta a estas jóvenes es que «el nivel académico es más bajo allí que aquí, sobre todo en matemáticas y dibujo técnico y tendremos que recuperar a la vuelta», apunta Patricia. Pero las dos se muestran emocionadas ante esta gran aventura que les permitirá mejorar su inglés, descubrir una nueva cultura y valerse por si mismas lejos de casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos