Los alumnos de Diseño Práctico exhiben demostraciones de vídeo en la red

Hugo Córdoba, Laura Roiz, Sergio Galán, Alba Borrego, Lucía Cobos, Paula Iglesias, Pablo Marín y Óscar Vázquez. / MARIETA
Hugo Córdoba, Laura Roiz, Sergio Galán, Alba Borrego, Lucía Cobos, Paula Iglesias, Pablo Marín y Óscar Vázquez. / MARIETA

F. DEL BUSTO AVILÉS.

Las vacaciones de Navidad marcan un paréntesis muy especial en la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias (ESAPA) para los alumnos de cuarto de diseño gráfico. Después de un intenso trimestre, es el momento de comenzar las prácticas en las empresas e instituciones colaboradoras.

Para ser seleccionados, documentan sus trabajos con porfolios, en la mayoría de los casos digitalizados con sus trabajos más destacados. Entre ellos, no suelen faltar animaciones en vídeo que se pueden consultar en el canal de Vimeo de ESAPA. En la promoción que este año académico concluye sus estudios, el curso pasado se realizaron diferentes cortinillas para canales de televisión. La propuesta docente realizada por Carol Suárez ofrecía el reto de trabajar las animaciones de continuidad de canales como MTV, Dark, Fox o Canal Cocina. El resultado es sorprendente, por ejemplo la gota de sangre que parece terciopelo para Dark y que contrasta con un canal dedicado a películas de terror.

Hugo Córdoba, Óscar Vázquez, Paula Iglesias, Laura Roiz, Alba Borrego, Sergio Galán, Pablo Marín y Lucía Cobos explican su experiencia con un trabajo que, según confiesan, «llama mucho la atención por el formato que utilizamos», indica Hugo Córdoba. Óscar Vázquez también comenta que les ha permitido ver su evolución como estudiante. «Si comparamos con las primeras prácticas, todos hemos crecido en este tiempo. Cuando repaso mis trabajos de segundo no encuentro ninguno aceptable», asegura. «En la Escuela nos han enseñado las técnicas de creatividad, pero también teníamos que buscar nuestra personalidad».

Era el último ejercicio del curso y en el que, sin salir del aula, los estudiantes se enfrentaron a un reto con la misma dedicación que en la vida real. Así, Oscar Vázquez recuerda que «analizamos la imagen del canal, su historia para conocer la materia con la que trabajábamos».

El acabado profesional de las cortinillas resultó un aval de primer nivel para facilitar las prácticas de los alumnos. Paula Iglesias destaca que, más allá del manejo técnico, el reto abordado era «transmitir con esa imagen».

Laura Roiz destaca como la práctica «se realizó en un entorno muy parecido al real, salvo que no teníamos un presupuesto». Parte de la complejidad afrontada surgió de la necesidad de combinar esta práctica con otras materias, aunque todos ellos asumían que en su futuro profesional afrontarán situaciones parecidas. De hecho, los ocho estudiantes coincidían al asegurar que una de las mayores motivaciones de su penúltimo curso era «afrontar trabajos que cada vez nos permitían mejorar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos