Los alumnos de la Escuela del Deporte denuncian la falta de dos profesores

En uno de los títulos de Técnico Deportivo en Fútbol solo se imparten la mitad de las horas desde principio de curso

R. A. AVILÉS.

La inauguración oficial tuvo lugar ayer, pero para muchos de los alumnos del Centro Integrado de Formación Profesional del Deporte, esta es su tercera semana de curso. En este tiempo, uno de los títulos de Técnico Deportivo en Fútbol solo ha podido acudir a la mitad de sus clases, porque para impartir el resto aún no se ha incorporado el profesor. De esta forma, en lugar de las seis horas de clase diarias a las que deberían acudir, solo van a tres, quedando libre el resto del horario.

No es el único docente cuya plaza no se ha cubierto, ya que existen dos puestos de trabajo con similar problema. Uno en el grado de fútbol y otro para Salvamento y Socorrismo, una titulación que aún no ha comenzado a impartirse, pero cuyo profesor debería estar impartiendo otras materias en estos meses.

«Pagamos cerca de ochocientos euros por el curso y solo nos están impartiendo la mitad de las materias, y esto no parece que vaya a cambiar a corto plazo», explica uno de los estudiantes del título de fútbol afectados. En su misma situación se encuentran otros nueve alumnos, que temen, de seguir así la situación, no puedan obtener el título en junio por no haber logrado completar los créditos necesarios.

En uno de los módulos solo se imparten, por el momento, la mitad de las horas lectivas

Convocatoria

El problema de que no se logre cubrir las plazas estriba, según denuncian, en la forma en la que se publica cada semana la convocatoria, y urgen a la Consejería de Educación a completar la plantilla del centro para que todos los alumnos puedan recibir las clases previstas en el plazo habitual.

Este es solo uno de los problemas que sufre este centro educativo, que también necesita una nueva sede, después de años de debate sobre su posible ubicación futura. Este último podría estar en vías de solución, toda vez que Educación ha sacado a concurso para realizar un estudio sobre cuál podría ser su destino.

Inicialmente se baraja utilizar un edificio ya existente, pero más adecuado que la sede actual, en el Instituto de La Magdalena. En este sentido ya se han barajado algunas posibilidades como el antiguo colegio Virgen de las Mareas o también el actual, que cuenta con muy pocos alumnos, así como el centro de formación profesional de Valliniello, que el próximo año desocuparán los alumnos de la Escuela de Arte.

Fotos

Vídeos