La ampliación del tanatorio solo albergará oficinas y una sala para oficios civiles

R. D. AVILÉS.

La ampliación del tanatorio, que entrará en funcionamiento en el mes de enero, albergará una sala multiconfesional para celebrar ceremonias de despedida y oficinas de atención al público, además de aseos y una sala de exposición. No incluirá un nuevo velatorio, que sí estaba contemplado en el primer proyecto pero que, finalmente, no se llevará a cabo debido a diversas dificultades.

El tanatorio avilesino continuará, pues, ofertando las ocho salas actuales, pero añadirá comodidad a los servicios que presta a sus clientes. La novedad principal será la sala polivalente, un espacio de unos 160 metros cuadrados en el que se podrán llevar a cabo despedidas tanto civiles como religiosas de todas las confesiones, algo cada vez más demandado por la sociedad avilesina.

El nuevo edificio ya se encuentra prácticamente finalizado después de que la empresa realizara una inversión de medio millón de euros y dos años de tramitación administrativa que conllevaron una modificación de Plan General de Ordenación Urbana. La previsión es que las obras, que ejecuta Construcciones Baigorri, puedan finalizar a lo largo de mes de diciembre. Después de eso aún sería necesario obtener la correspondiente licencia municipal de apertura, que retrasará unas semanas la puesta en marcha de este nuevo servicio.

Las nuevas dependencias permitirán ofrecer espacios más amplios a los clientes en los nuevos despachos y, sobre todo, ofrecerán la posibilidad de realizar ceremonias en un espacio apropiado dentro del propio tanatorio.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos