Aparece calcinado un turismo tras ser usado en varios robos

Calle Bosque, en Versalles. /Marieta
Calle Bosque, en Versalles. / Marieta

La Policía Nacional trabaja ahora para sacar huellas del vehículo, abandonado en la calle Bosque de Versalles

L.V.AVILÉS

La Policía Nacional y la Local de Avilés investigan la aparición de un turismo calcinado en la calle Bosque de Versalles. Según apuntan los cuerpos, el coche habría sido utilizado anteriormente en varios robos e intentos tanto en Avilés como en Candás.

La alerta llegó sobre las seis de la madrugada. Tras trasladar una patrulla a la calle, se comprobó que no figuraba como un vehículo robado pero si los antecedentes de haber estado implicado en varios delitos. Se trata de un Ford Fiesta, que quedó totalmente calcinado. Todo apunta a que el incendio se provocó para borrar todas las posibles huellas, según fuentes policiales. La Local dio parte a la Policía Nacional, que trabaja ahora para tomar huellas e intentar dar con los autores.

No fue la única intervención de los agentes, que cerca de la una de la madrugada levantaban el atestado de un accidente por alcance en el número 126 de la calle Santa Apolonia. El primero de los turismos implicados se encontraba parado en el semáforo cuando el segundo le dio por detrás. Heridos muy leves los conductores de ambos. Un par de horas después la Policía Local de Avilés y la sección de Tráfico de la Guardia Civil establecían un control rutinario de alcohol y drogas en la avenida de Gijón.

Entre ambos cuerpos se realizaron unas 350 pruebas de alcoholemia y drogas. Estas arrojaron varias denuncias administrativas y un detenido por conducir bajo los efectos del alcohol. Se trata de un hombre, vecino de Castrillón de 65 años, que tras practicarle las pertinentes pruebas, ambas triplicaban los valores permitidos por ley. A esta detención por un delito contra la seguridad vial se suma también un positivo en drogas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos