Archivada la querella del jefe de la Policía Local por denuncia falsa contra el inspector Lozano

La jueza dice que no se puede concluir si el denunciado era consciente de la falsedad de las acusaciones de acoso contra su superior

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

La jueza Elena Fernández González, Magistrado-juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Avilés, ha decretado el sobreseimiento de la denuncia del intendente y actual jefe de la Policía Local, Rafael Ángel Rodríguez, contra el inspector Javier Lozano, al que le imputaba la comisión de un delito de denuncia falsa y falso testimonio en la causa penal previa en la que había denunciado a su superior por acoso. Esa denuncia fue desestimada y archivada en mayo de 2015.

Rafael Ángel Rodríguez sostenía en su querella que el inspector Lozano era totalmente consciente de la falsedad de sus acusaciones y que la denuncia obedeció a un único propósito de apartarlo del puesto de comisario de la Policía Local de Avilés ante la inminente jubilación de la persona que desempeñaba tal cargo. La jueza sostiene, en cambio, que «no existen en el procedimiento que nos ocupa indicios racionales suficientes del dolo que se exige en la conducta del querellado, no es suficiente para presumir dicho elemento subjetivo el que se haya archivado el procedimiento anterior, ni siquiera que el relato de los hechos denunciados por el señor Lozano no se ajustara estrictamente a la realidad por cuanto tal relato tiene un marcado carácter subjetivo, personal e interno en el que resulta imposible adentrarse hasta el punto de poder concluir que era consciente de la falsedad de lo que denunciaba».

La magistrada asegura que «el delito que nos ocupa exige como uno de sus elementos básicos una imputación falsa, precisa y categórica de hechos muy concretos y específicos» y valora después en cuanto a las acusaciones de acoso que «cuando el querellado hace un largo relato de los hechos que le llevaron a la situación de baja laboral lo hace, lógicamente desde su propio, íntimo y personal punto de vista, lo que hace difícil fijar la línea divisoria entre lo que es faltar a la verdad en el relato de los hechos y lo que es interpretar hechos objetivos de una manera subjetiva», lo que le lleva a concluir que «no existen suficientes indicios de que faltó a la verdad en tal relato».

Cinco denuncias archivadas

La querella fue presentada meses después de que la Audiencia Provincial ratificase el archivo de una denuncia presentada por Lozano contra el intendente de la Policía Local, Rafael Rodríguez, al que acusaba de acoso laboral. Primero el Juzgado de Instrucción número 3 de Avilés, avalando las tesis de la Fiscalía, y luego la Audiencia Provincial, probaron que la referida demanda no se ajustaba a la realidad.

El auto de la Audiencia repasaba todos los argumentos esgrimidos por Lozano en su denuncia de acoso laboral contra el intendente Rafael Rodríguez, así como las diligencias practicadas al respecto y las correspondientes declaraciones testificales. Por ejemplo, la del excomisario de la Policía Local de Avilés, Eloy Benito Calzón, quien manifestó que el inspector «nunca» le había expuesto o planteado el trato presuntamente vejatorio por parte del intendente.

Otro episodio, presuntamente denigrante para su persona, según Lozano, fue el relativo a la privación de acceso a la oficina administrativa y fotocopiadora, de lo que acusa al intendente. El entonces comisario Calzón explicó que ese acceso fue restringido por orden suya tras detectar un uso «desmedido» de la fotocopiadora en cuestión para fines no determinados, algo que cesó cuando se le denegó la entrada a Francisco Javier Lozano.

También se hacía referencia al episodio por el que el inspector y su equipo acabaron propuestos para ser expedientados, al intentar camuflar como «un simple pinchazo» un accidente de un coche-patrulla, tesis avalada con insistencia por el sindicato policial Sipla y su secretario general, Jesús Villa. En ese caso, también quedó claro que la única intervención del intendente fue poner lo sucedido en conocimiento del concejal de turno.

Rafael Rodríguez, que tuvo que soportar desde el año 2005 un total de cinco denuncias, muchas de ellas auspiciadas por el sindicato Sipla, y todas ellas archivadas o falladas a su favor, ya anunció en su día la posibilidad de querellarse contra el inspector Francisco Javier Lozano al considerar que quedaba acreditada su mala fe.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos