Archivan la denuncia por estafa contra Elena García Becerril, del Grupo Melca

Elena García Becerril, en su fábrica de zapatos, ubicada en el polígono de La Consolación. / MARIETA
Elena García Becerril, en su fábrica de zapatos, ubicada en el polígono de La Consolación. / MARIETA

La antigua diseñadora de la marca de zapatos Miss García, que se fabrica en Corvera, acusaba a la empresaria de haberse apropiado de su marca

RUTH ARIAS AVILÉS.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 6 de Avilés ha vuelto a archivar la denuncia de la diseñadora de calzado Mónica García contra la empresaria Elena García Becerril, del grupo Melca, a la que acusaba de haberse apropiado de sus marcas mediante engaños para luego reducir su participación en la empresa hasta dejarla en un 1%. El juez ya había ordenado el sobreseimiento de las actuaciones con anterioridad, pero la demandante acudió a la Audiencia Provincial, que solicitó que se practicasen una serie de diligencias que, finalmente, han dado el mismo resultado.

El juez considera que, con los documentos presentados y con la información aportada por la diseñadora, la empresaria, y testigos como Daniel García Becerril, hermano de la empresaria, y el padre de la diseñadora, «no se aprecian elementos suficientes que permitan entender que se ha cometido un delito de estafa».

La denuncia sostenía que Elena García Becerril había seguido un plan «preconcebido y sistemático» con el objetivo de engañar a la diseñadora, pero el juez no lo percibe así. Y no lo hace por el testimonio del padre de la diseñadora, al que considera «autor intelectual» de la denuncia. Este hombre explicó ante el juez que «los conflictos comenzaron cuando sale de la empresa como trabajador el marido de Mónica», que «congeniaba mal con Elena sobre la gestión de la empresa».

El auto judicial emitido esta semana señala la existencia de un «conflicto civil entre las partes acerca de la llevanza y gestión del negocio», sin considerar que queda acreditada una estafa.

«Es una nueva victoria»

El archivo de la causa, contra que el que aún podrá interponerse recurso en un plazo de tres días, ha causado «satisfacción» en la sociedad Miss Bailarinas, propietaria de la marca Miss García. «Es una nueva victoria frente a una campaña de acusaciones falsas y difamaciones que venimos sufriendo desde hace tiempo y cuyo único objetivo es dar la imagen, reputación y prestigio de García Becerril y la marca Miss García», sostienen.

La empresa asegura además que ha encargado a su abogado, Rufino Arce Foncueva, del bufete Garrigues, «el estudio de acciones legales para reclamar las responsabilidades que correspondan a Mónica García».

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos