IU asegura que se ahorrarían 46.000 euros si se recuperase la gestión de las multas

Llarina González, Tomás Carrero, Agustín Medina, Rodrigo Muñiz y Carmen Conde, ayer en rueda de prensa. / PATRICIA BREGÓN
Llarina González, Tomás Carrero, Agustín Medina, Rodrigo Muñiz y Carmen Conde, ayer en rueda de prensa. / PATRICIA BREGÓN

Afirma que permitiría contratar a cuatro trabajadores a jornada completa y ahorrar al mismo tiempo 46.000 euros anuales

J. F. G. AVILÉS.

IU exige que el Ayuntamiento recupere el servicio de gestión de multas, a día de hoy tramitadas por personal municipal a la espera de que el gobierno local vuelva a sacarlo a licitación por tercera vez después de que los dos primeros concursos fuesen abortados. Tal medida «permitiría contratar a cuatro trabajadores a jornada completa, y aún así nos ahorraríamos unos 46.000 euros al año», manifestó ayer la concejala Carmen Conde.

IU plantea su propuesta mediante una moción en la que solicita a la alcaldesa, Mariví Monteserín, que suspenda definitivamente el concurso «y adopte las medidas necesarias tendentes a mantener la actual gestión directa del servicio de recaudación municipal». Cuenta con el apoyo de Somos y de Ganemos y según Conde, también podría ser respaldada por el Partido Popular. «Se la hemos entregado para que la estudien», añadió.

El contrato salió a licitación en agosto del año pasado con un presupuesto base ligeramente superior al millón de euros por un total de cuatro años. Poco después dos de las potenciales empresas aspirantes interpusieron recurso al considerar que una de las cláusulas, que exigía que los candidatos dispusiesen físicamente de una oficina en el municipio, no se ajustaba a derecho, y el Tribunal Administrativo Central de Recursos se pronunció a su favor. La resolución, emitida el 17 de febrero, considera que dicha cláusula era «desproporcionada» y declaró nula la convocatoria. El Ayuntamiento desistió entonces del procedimiento de adjudicación e inició los pasos necesarios para volver a sacarlo a concurso, sin que hasta la fecha la nueva convocatoria haya salido a la luz.

Según IU «el pasado mes de abril, como consecuencia de una nueva tramitación negligente, otro recurso obligaba al Ayuntamiento a renunciar a la adjudicación del servicio casualmente cuando la mesa de contratación ya había decidido adjudicar el contrato a la misma empresa que lo había gestionado con anterioridad».

Los servicios de recaudación municipales asumieron la tramitación de las multas el 1 de octubre, un día después de que expirase el contrato con la anterior empresa concesionaria. Son todas salvo las de urbanismo, fundamentalmente de tráfico e incluyendo las de la zona azul. IU sostiene que, como ha publicado este periódico, una tercera parte de las multas impuestas entre octubre y marzo prescribieron y por tanto no han podido cobrar, con el consiguiente deterioro para las arcas municipales. En concreto fueron 3.211 frente a otras 6.726 que sí se tramitaron debidamente a través de los servicios de recaudación municipales.

Conde defiende su trabajo. «Teniendo en cuenta la escasez de medios técnicos y humanos han sido capaces de sacar adelante dos terceras partes de las multas, realidad que demuestra que a poco que se refuerce el servicio puede quedar definitivamente en manos del Ayuntamiento y no privatizarse. Ganaríamos empleo y ahorraríamos dinero», subrayó la concejal de IU.

La responsabilidad de que el tercio restante de las multas no se haya podido cobrar es, a su juicio, del gobierno local. «En primer lugar porque elaboraron unos pliegos de condiciones para la privatización ventajistas y no ajustados a derecho, y después por no haber dotado de suficientes medios técnicos y humanos a la improvisada gestión pública de las multas», argumentó.

El gobierno, por su parte, rebate que la responsabilidad es de la oposición al impedir, bloqueando la partida económica necesaria, que se prorrogase el contrato de la anterior concesionaria hasta que se resolviese el nuevo concurso de adjudicación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos