Asturiana de Zinc exhibe la nueva nave de blenda en su stand de la Feria de Muestras

J. F. G. AVILÉS.

La segunda nave de Asturias de Zinc ya es una realidad. A la espera de que se inicien las obras, antes de fin de año, solo en maqueta, expuesta en su stand de la Feria Internacional de Muestras de Asturias. Con un coste superior a diez millones de euros financiados en su totalidad por la compañía, será más grande que la que ya está en servicio, 250.000 toneladas de almacenamiento frente a 180.000, y también se ubicará en el muelle de San Juan, perpendicular a ella. De igual forma irá asociada a un sistema de cintas cubiertas y tolvas que permitirá transportar directamente el mineral desde los buques en los que llega a puerto hasta la factoría, minimizando así la difusión de partículas pm 10 al aire.

Asturiana de Zinc ocupa los terrenos mediante una nueva concesión que ha sido unificada con las dos que ya poseía en la Dársena de San Juan, convirtiéndose así poco menos que en operador exclusivo de sus dos muelles. El plazo es de 33 años con una tasa anual de 796.736 euros. A ella se suma la de actividad, 0,08 por tonelada con un mínimo de 2.090.000 al año. Hay que tener en cuenta que recibe del orden de 1,2 toneladas de blenda al año y que el pasado batió por séptimo consecutivo su récord de producción, 517.962 toneladas de zinc que mayoritariamente exporta por mar. A esta cantidad se suma el ácido sulfúrico que genera en la producción, subproducto que también comercializa a través del puerto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos