El PP atribuye al PSOE los problemas de contaminación

Ana Bretón, Carlos Rodríguez de la Torre, Luis Venta, Pedro de Rueda y Esther Llamazares . / MARIETA

Luis Venta acusa al Principado de negarse a recepcionar el colector industrial porque «es un proyecto fallido de los socialistas»

J. F. G. AVILÉS.

El Partido Popular atribuye a la «dejación» del Principado los problemas de contaminación que sufre Avilés y enmarca la visita recientemente realizada a la ciudad por el consejero de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, en un «tour de primarias de la Federación Socialista Asturiana. Lo que no sabemos aún es si es el conductor del coche escoba o el gregario de algún candidato a la Federación Socialista Asturiana», manifestó Luis Venta, secretario general del PP en Asturias.

A su juicio, Lastra «no dijo nada. Apareció en Avilés con las mismas promesas que desde hace años hace el PSOE», a quien acusó de «utilizar esta ciudad para hacer campaña electoral. No habló de lo que realmente importa, que es la calidad del aire, ni tampoco puso fecha para la entrada en servicio del nuevo colector industrial», diseñado para recoger las aguas residuales de empresas del entorno previamente depuradas y evacuarlas a mar abierto a través de un emisario submarino que las liberaría en la vertical de la playa de Xagó. Las obras concluyeron en 2010 y siete años después continúa sin entrar en servicio.

Venta atribuyó toda la responsabilidad al PSOE. «El proyecto se aprobó en 2007, con Zapatero en el Gobierno de España y Areces en el de Asturias, y se plasmó en un acuerdo firmado por ambas administraciones que recoge que la gestión corresponde al Principado y que cualquier modificación o ampliación también corre a su cargo. Entonces lo presentaron como un gran logro y ahora el consejero de Medio Ambiente tiene la osadía de venir a Avilés a pedir una prórroga».

«Acabar con los olores de la depuradora de Maqua corresponde al Principado»

Venta ahondó en el asunto: «Confederación Hidrográfica realizó la obra conforme al proyecto elaborado por los socialistas, y después de completarla todavía invirtió más dinero para reparar los desperfectos que padece cualquier instalación que está parada, en este caso únicamente ante la negativa del PSOE a asumir su gestión», explicó. Venta considera que «el problema es que el proyecto es deficiente, y el Principado se niega a admitirlo. Por eso en lugar de recepcionar la instalación y echarla a rodar se dedica a echar balones fuera», añadió.

Sus críticas también se dirigieron a la depuradora de Maqua, piedra angular de la red de saneamiento de la comarca de Avilés. Sostiene que «los problemas de funcionamiento que padece «son ocasionados por las filtraciones de agua salada que sufre la red de saneamiento de Avilés», y considera que quien tiene que actuar es el Principado, «pero no lo hace, y en su lugar envía al consejero de Medio Ambiente para que intente salvar los errores de sus compañeros».

Venta comentó que Confederación Hidrográfica «ultima un proyecto valorado en ocho millones de euros que pondrá fin a las filtraciones de agua pero que no acabará con los malos olores que padecen los vecinos de la zona», y que esto último «corresponde al Principado, que es responsable de la gestión de la instalación».

Fotos

Vídeos