«Nada avala que los productos ecológicos sean más sanos»

«No hay ningún estudio mínimamente serio que demuestre que un producto cultivado con agricultura ecológica sea más sano que otro cultivado con fertilizante químico. Otra cosa muy diferente es que se quiera destruir la industria química de los fertilizantes», señaló Jesús Alberto González durante su ponencia en los Cursos de la Granda.

También aludió al estiércol o 'cucho'. En Asturias «es válido gracias a que las explotaciones agrícolas son de reducido tamaño, casi familiares, pero si hablamos de cultivos intensivos, con un alto rendimiento por hectárea, resulta inviable. Una tonelada de 'cucho' te da un 0,3% de nitrógeno y una de nuestros productos fertilizantes el 27%, cien veces más. Y el 60%-70% del alimento de la planta es nitrógeno. Nosotros decimos que es su zumosol».

El director de Fertiberia Trasona manifestó que el fertilizantes es «un nutriente que alimenta la tierra, y la única diferencia entre el químico y el natural es quién lo crea, si la naturaleza o la mano del hombre. No hay ninguna más», enfatizó. El uso de los fertilizantes químicos es, a su juicio, «una necesidad. Los suelos por sí solos no pueden alimentarse, a no ser que se dejen en barbecho, como se hacía antiguamente. La superficie cultivable de la tierra no llega al 20%, y si hablamos de alimentar a la población mundial, 7.500 millones de personas hoy en día con la perspectiva de que en 2030 pase de 8.000, con los huertos pequeños no da», concluyó Jesús Alberto González.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos