Avilés será en 2018 sede de la Asamblea Internacional de parques tecnológicos

Para el concejal de Promoción Económica, Manuel Campa, supone el reconocimiento «al modelo de ciudad» por el que se ha apostado

M. PICHEL AVILÉS.

En noviembre del próximo año, Avilés será la ciudad encargada de organizar la Asamblea Internacional de la Asociación de Parques Tecnológicos de España. Así lo decidió ayer por unanimidad la asamblea ordinaria de este ente, la APTE, que agrupa a los distintos centros del país, y que se celebró en Ourense. «Es un reconocimiento no solo al modelo de parque tecnológico de Avilés, sino al modelo de ciudad por el que hemos apostado», agradecía Manuel Campa, concejal de Promoción Económica.

El proyecto del Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación vio la luz hace apenas dos años, y organizar el principal evento de la asociación que une a todos los parques de estas características en España, supone un espaldarazo para el de Avilés. «Si en tan poco tiempo se nos ha reconocido, es porque no hemos partido de cero. Tenemos un producto realizado, por lo que iba a resultar más fácil incorporarlo. Nuestro modelo es la apuesta por la industria tecnológica, y esto nos refuerza también en la imagen que damos al exterior», explica Campa.

Los pilares del proyecto lo constituye la Manzana del acero, uno de los 'productos' estrella del parque, pero también centros de investigación avanzados como el ITMA (Instituto de Tecnología de Materiales), y el de Arcelor Mittal, a la vanguardia de la tecnología. Entre los tres suponen un punto de partida puntero para lanzarse y ganarse el reconocimiento del resto de parques, con los que se pretende confluir, encontrar sinergias y complementarse.

Este año se celebrará en San Sebastián, con centros invitados de la talla del MIT

Testigo de San Sebastián

Este año, también en noviembre, el día 23, la asamblea tendrá lugar en otro lugar emblemático, como es el Basque Culinary Center de San Sebastián. Para certificar la importancia y la repercusión de un evento de este tipo, con los enlaces al más alto nivel empresarial y de investigación que se pueden crear, baste nombrar algunos de los invitados a la cita donostiarra, desde delegaciones rusas a una embajada del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts, más conocido por sus siglas, MIT, que puede presumir de ser uno de los centros formativos con más premios Nobel entre sus filas.

Una cita de este calibre se convierte en un foro, una plataforma desde la que se debate el futuro de proyectos en los que priman la investigación, el desarrollo y la innovación. Un caballo que Avilés no solo no ha querido dejar pasar, sino que lo ha convertido en su estrategia de futuro. «El empleo que se genera con estas empresas es más seguro, más estable y genera un mayor número de puestos de trabajo a su alrededor», resalta Campa, al considerarlo un motor económico de primer orden para la ciudad. «Desde los años noventa, hemos tratado de reconvertir la industria pesada en una industria transformadora», y a ese camino emprendido se suma ahora la apuesta por «la internacionalización, que ayude a la fijación de empleo».

Así, la Asamblea Internacional permitirá acercar a invitados que cuenten experiencias similares a las vividas en Avilés, de las siempre traumáticas reconversiones industriales a proyectos que no dejan de lado la industria sino que la elevan a otra categoría. Campa piensa «en la Cuenca del Ruhr» en Alemania. Aunque aún es muy pronto para hablar de invitados, admite que «sería una buena experiencia» contar con estos modelos, y se pondrán a trabajar «desde ya» en su organización.

Lo que tiene muy claro es que la palabra «colaboración» ha de ser indispensable para profundizar en el modelo que se busca a través del Parque Tecnológico avilesino. «En la industria, en el turismo, en la captación de inversiones, lo más importante es el capital humano, los servicios aportados. Para desarrollarlos es clave establecer lazos de colaboración», asume.

Fotos

Vídeos