«Avilés se acabó para los feriantes, no podemos instalarnos en ninguna fiesta»

Los feriantes se reunieron ayer en la plaza de España tras entrevistarse de nuevo con el gerente de Festejos en funciones. / MARIETA

Festejos reitera su negativa a habilitar un espacio a las atracciones que pujaron en la subasta de parcelas

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

Las fiestas de San Agustín no contarán, definitivamente, con atracciones infantiles y juveniles en su recinto ferial. Los feriantes se reunieron ayer con el gerente de Mercados y de Festejos, en funciones, Manuel Carlos Martínez, para intentar buscar una solución, pero no hubo acuerdo. Desde el Ayuntamiento reiteraron su negativa a habilitar parte del recinto ferial para aquellas atracciones que pujaron en la subasta de parcelas y que se quedaron fuera al no llegar al mínimo establecido en los pliegos de condiciones.

En la reunión pidieron abrir el aparcamiento del Quirinal para instalar los montajes que habían cumplido con toda la documentación, o bien que se les dejara colocar las barracas en la pista de La Exposición. «No hay nada que hacer, no nos dan opciones. No podremos montar este año y eso supone acabar la temporada el 15 de agosto, cuando normalmente se acababa en septiembre u octubre», señaló Antonio Castañosa, portavoz de los feriantes, que lamentan que «Avilés esté acabado. No podemos instalarnos en ninguna feria, ya no nos colocamos en Navidad, ni en El Bollo ni tan siquiera en Carnaval, y ahora tampoco en las fiestas grandes del concejo. No tienen voluntad de negociar».

Festejos insiste en que el único recinto ferial disponible es el del Quirinal, para estas y el resto de fiestas, y que en La Exposición no hay posibilidad al ser el espacio destinado a la actuación de las orquestas. «Nos dicen que no, pero dentro de unos días se montará el Festival de la Cerveza que trae sus atracciones. No pedimos que se les prohiba a ellos, pero sí que nos traten por el mismo rasero a todos. Nosotros también queremos montar», recalcaban ayer los interesados.

Fueron cinco las solicitudes que entraron dentro de plazo y cumplían con todos los requisitos fijados en los pliegos de condiciones. Con ellas se ocupaban siete de las quince parcelas disponibles, pero no eran suficientes ya que el mínimo se fijó en nueve. Los feriantes insisten en que hubo más pujas, pero no se atendieron, «debería haber opción a subsanar errores, entonces seríamos unos diez u once los interesados», comentaron ayer al término de la reunión.

Tanto el responsable de Festejos como la concejala del área, Ana Hevia, recalcaron que «los pliegos de condiciones se aprobaron y hay que cumplirlos, no se pueden saltar». Las atracciones solían colocarse durante diez días, abarcando dos fines de semana, y casi enlazaban con las fiestas de Versalles, que este año no se celebrarán. «Hay tiempo de ponerle solución a esto porque unas fiestas grandes como estas no son lo mismo sin atracciones infantiles, pero no quieren. En un mes daría tiempo a que se inscribiera más gente o a habilitar un espacio para los que ya estamos, pero nos dicen que, como somos pocos, no interesa cerrar el aparcamiento», explicaron los trabajadores.

Los feriantes se quejan también de las condiciones establecidas en los pliegos y critican las tasas que deben pagar por cada parcela. «Es mucho dinero el que tienen que pagar las atracciones grandes por un sitio como el del Quirinal, que está alejado y apartado. Nos hemos quejado muchas veces del espacio, pero solo nos proponen ese, eso también influye para que haya pocas ofertas», apuntaron.

Desde el Ayuntamiento insisten en que se han invertido más de 5.000 para acondicionar las parcelas con toma tierra y por eso debe ser ese el único recinto ferial disponible. «En las fiestas de El Bollo no nos dejaron ponernos porque decían que tenían que tener un recinto ferial y había que hacer obras. Ahora que ya lo tienen la excusa es otra. Cada vez dicen una cosa diferente porque no quieren que nos instalemos», denunciaron los feriantes.

Por otro lado, se quejan de la competencia contratada por el propio Ayuntamiento. «Traen hinchables de fuera y les pagan por instalarse, pero no nos llaman a nosotros para que nos coloquemos y darnos a ganar un poco de dinero a nosotros», lamentaron. A su vez, se mostraron abiertos a negociar para conseguir un pequeño espacio en septiembre en Versalles, «aunque no haya fiestas vamos a ver si podemos ponernos un par de días y así salvar la temporada como podamos».

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos