Avilés, 'Ciudad Cero'

Los miembros de Secretariado Gitano entregan a la alcaldesa de Avilés el cartel de 'Ciudad Cero'. /  MARIETA
Los miembros de Secretariado Gitano entregan a la alcaldesa de Avilés el cartel de 'Ciudad Cero'. / MARIETA

La Fundación Secretariado Gitano entrega a la alcaldesa Monteserín el cartel que reconoce el compromiso de la ciudad con este colectivo

EVA FANJUL AVILÉS.

Representantes de la Fundación Secretariado Gitano de Avilés entregaron ayer a la alcaldesa, Mariví Monteserín, el cartel conmemorativo de la declaración institucional de Avilés como 'Ciudad Cero', aprobada por unanimidad en el pleno del 21 de marzo.

El encuentro tuvo lugar en el Consistorio con motivo de la celebración del Día Mundial de la Comunidad Gitana. Alejandro Jiménez, mediador laboral de Secretariado Gitano en Avilés, agradeció el compromiso de la ciudad de Avilés, «tanto de su Ayuntamiento como de su ciudadanía y destacamos lo importante que es tanto para la integración del colectivo gitano como de todos aquellos grupos sociales que parten con desventaja».

Durante la reunión también le hicieron llegar el 'Decálogo para una ciudad cero', un documento que recoge los principales objetivos de la campaña 'Partir de cero' que pretende sensibilizar a la población sobre los efectos de la discriminación en la vida de las personas gitanas que impide que tengan las mismas oportunidades que los demás.

La adhesión de Avilés a esta iniciativa supone el compromiso de hacer de la ciudad «un lugar donde nadie parte con desventaja porque todo el mundo tiene las mismas oportunidades sin importar su etnia, género, orientación sexual, nacionalidad o religión», recoge el primer punto del decálogo.

La regidora avilesina tuvo ocasión de visionar los vídeos de las dos últimas campañas de la fundación. Por un lado, un corto de animación en el que ha colaborado el actor Antonio Resines y que recoge la historia de Samara, una chica gitana que recorre un camino lleno de dificultades para llegar a la Ciudad Cero, la ciudad de la igualdad.

También se mostró el vídeo de la campaña contra las escuelas segregadas que denuncia cómo el rechazo social hace que se concentren alumnos gitanos en un mismo centro. «Es una situación que se produce en zonas donde hay población gitana, muchas familias no gitanas prefieren llevar a sus hijos a otros centros. En concreto en el colegio Virgen de las Mareas en El Nodo, con un cien por cien de alumnado gitano. Algo que ya ocurrió en el colegio Fernández Carballeda de Valliniello y que terminó con el cierre del centro», lamenta Jiménez.

El acto contó además con la presencia de un grupo de mujeres gitanas usuarias del programa de integración laboral 'Igualdad calí' que compartieron con la alcaldesa su experiencia en esta actividad formativa. «Se trata de itinerarios personalizados prelaborales que se desarrollan en diferentes fases: desarrollo personal, motivación laboral y nuevas tecnologías y acercamiento al empleo, concretamente a auxiliar de comercio», explica la agente de igualdad, Lorena Villar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos