«Avilés es una ciudad muy limpia»

El 'Boudicca', atracado en la dársena de San Agustín, ante la estampa de la Cúpula del Centro Niemeyer. / PATRICIA BREGÓN
El 'Boudicca', atracado en la dársena de San Agustín, ante la estampa de la Cúpula del Centro Niemeyer. / PATRICIA BREGÓN

El 'Boudicca' llega a la ciudad con 760 pasajeros de las islas británicas | Los cruceristas visitan y elogian los lugares emblemáticos del casco histórico, y animan con su presencia las terrazas del centro

M. PICHEL AVILÉS.

Un nuevo crucero arribó ayer por la mañana a Avilés. Con nombre de reina de los celtas, el 'Boudicca', de la compañía Fred Olsen, atracó en el muelle de San Agustín, ante el Niemeyer , con 760 turistas de las islas británicas a bordo, que visitaron la ciudad desde su llegada hasta que zarpó de nuevo, a las ocho y media de la tarde. Los visitantes quedaron encantados con la ciudad, de la que conocían por la información del libro de ruta su pasado monumental e industrial. Y se mostraron sorprendidos de lo que vieron. «Nos ha parecido una ciudad muy limpia», destacaron los ingleses David y Chris Palmer.

El crucero, cuya singladura comenzó en Liverpool, llegó procedente de A Coruña, y a primera hora de la mañana amarraba ante el Centro Niemeyer. A los pasajeros se les ofrecieron varias posibilidades, tres excursiones partieron hacia Oviedo y Gijón; otra más, hacia Gijón con visita a un llagar, mientras que la tercera enlazó Avilés con Luanco. Asimismo tuvieron la opción de hacer la visita guiada por la ciudad 'Caminando por Avilés, sweet and salty (dulce y salado)', en la que conocer la villa a la vez que degustar productos típicos de la gastronomía local.

No obstante, la opción preferida por los cruceristas fue pasear por las calles del centro histórico y el Niemeyer. Antes del mediodía se vieron varios grupos acompañados por un guía por la plaza de España. Y desde primera hora, en un goteo continuo, se acercaban hasta los lugares más emblemáticos, debidamente señalados en el mapa que se les entregaba en el propio muelle: Camposagrado, los soportales de Galiana y Rivero, las iglesias, la Plaza de Abastos... Muchos optaron por tomar un aperitivo en las terrazas del centro.

«Está haciendo muy buen día, que en A Coruña nos llovió», agradecían Dave y Jackie Hill, de la Isla de Man. Ellos optaron por lanzarse a la aventura a través de las calles, y tomaron aire en uno de los bancos ante el ayuntamiento. «Preferimos descubrir la ciudad nosotros mismos, paseando, marcándonos nuestra propia ruta, y ayuda que el mapa que nos han dado es muy bueno». Ellos decidieron no volver al barco a comer al mediodía, y hacerlo en un establecimiento hostelero del centro.

También en pareja, procedentes de Liverpool, llegaron Chris y David Palmer, que reconocían que «comer, comeremos en el barco, es más cómodo». Les gustó lo que vieron, sobre todo, la limpieza. «No habíamos estado nunca en el norte de España, y la verdad es que nos ha gustado mucho la ciudad, nos ha parecido muy limpia, las calles están perfectas».

Por su parte, Dawn Taylor optó por hacer el viaje y la visita en solitario. Procedente de Lancashire, en el norte de Inglaterra, quedó encantada con lo que vio. «En el norte de España había estado una vez en Santander, y Avilés me ha parecido preciosa», dijo, y agradeció «lo fácil que es llegar al centro de la ciudad desde el puerto».

Iniciando su paseo por Avilés, «venimos de relax», reían, Brenda Strahan y Peter Kelsall, ingleses de origen escocés, matizaron, comparaban la ciudad con lo que ya conocían de España, la costa mediterránea. «Lo que hemos visto hasta ahora en lo que hemos caminado, nos ha encantado», aseguraron.

El 'Boudicca' es el segundo crucero que arriba este año a Avilés, de los tres previstos tras la cancelación de otros dos. El siguiente en la ría será el Saga Pearl II, el 6 de diciembre.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos