Avilés se sitúa como el concejo con mayor actividad económica del centro de Asturias

Vista general de parte del casco urbano de Avilés, con el puerto y la zona industrial de Las Arobias y San Juan de Nieva al fondo. / MARIETA
Vista general de parte del casco urbano de Avilés, con el puerto y la zona industrial de Las Arobias y San Juan de Nieva al fondo. / MARIETA

El servicio municipal de promoción destaca que el número de empresas crece frente al descenso de Oviedo y Gijón

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El concejo crece en empresas y en número de trabajadores. Las cifras definen a Avilés como uno de los concejos con más dinamismo económico en la zona central de Asturias, según un análisis del servicio de Promoción Económica del Ayuntamiento de Avilés.

Para ello, se acudió a los datos de la Seguridad Social, tanto en el número de trabajadores como creación de empleo, al considerar que reflejan mejor la realidad económica. Por ejemplo, en el Boletín Oficial del Registro Mercantil pueden salir referencias a empresas que se encuentran en liquidación, sin actividad, lo que no sucede en la Seguridad Social, ya que siempre informa de trabajadores en activo.

Así, 2017 se cerró en Avilés con un total de 22.296 trabajadores, siendo el tercer núcleo de Asturias. El empleo en la región lo lidera Oviedo, con 121.953 trabajadores (el empleo público aportado por la capitalidad es clave para esta cifra) y Gijón, con 77.090 personas en activo. Justo detrás de Avilés aparece Llanera con 20.809 trabajadores, lo que se explica por el peso en el empleo de los polígonos industriales de Asipo y Silvota.

Lo importante es la tendencia en la creación de empleo y en el número de empresas, lo que permite destacar el dinamismo empresarial y emprendedor de Avilés. Así, en el conjunto de Asturias, el número de altas en la Seguridad Social creció en 2017 en un 1,81%. El aumento de Oviedo se colocó debajo de ese porcentaje, en concreto en un 1,20%, mientras que Avilés y Gijón crecieron en un 2,16 y un 2,63 por ciento, respectivamente.

Es más significativo donde se concentró el incremento de la actividad, que fue en los trabajadores del sector industrial ya que los autónomos se redujeron en Asturias. En 2017, la Seguridad Social cifra que el empleo por cuenta propia bajó en Asturias un 1,46%. Los números rojos se repiten en los tres grandes concejos, pero con diferentes porcentajes.

Avilés perdió un 1,64%; Gijón marcó una disminución del 0,81% y Oviedo del 0,61%. Desde el servicio de Promoción Empresarial se atribuye el descenso a la evolución de la crisis. Después de los momentos más duros, donde la ausencia de contrataciones provocaba que los desempleados asumiesen más riesgos, la mejora de la situación económica provoca que se mediten más los proyectos empresariales y se reduzcan los riesgos.

Además, se genera empleo por cuenta ajena, sobre todo en el ámbito industrial, lo que siempre resulta mucho más atractivo. Así, en el conjunto de Asturias el empleo industrial se incrementó en un 1,18%. El tejido industrial de Gijón explica que el municipio creciese un 2,02% frente al 1,33% de Avilés, que se mantiene por encima de la tendencia regional. En cambio, Oviedo registra una pérdida de empleo industrial del 1,28%

Más empresas

Pero al definir el dinamismo empresarial, el dato interesante es la evolución del número de empresas. En este sentido, la región ofrece una imagen negativa, ya que cerró el pasado año perdiendo el 0,49% de sus compañías.

La peor cifra es la de Oviedo, donde desaparece el 1,39% por ciento de las sociedades domiciliadas. Gijón también registra números rojos, en concreto del 0,34 por ciento. Sólo Avilés aporta un balance positivo: el número de empresas creció el pasado año en un 0,94%.

Si se combina este dato con la creación de empleo, vemos que en Gijón crece la actividad industrial de las empresas existentes, mientras que en Avilés, además de esa tendencia, aparecen nuevos proyectos, lo que refleja un mayor dinamismo de la economía.

Parte del mérito nace de Promoción Empresarial y el Hotel de Empresas de La Curtidora que, desde 1995, ha demostrado su capacidad para fomentar una cultura emprendedora y apoyar nuevos proyectos empresariales. Así, el pasado año fue el centro de empresas que más cursos realizó en Asturias, 28, lo que representa el 30,43% de los 92 programados en Asturias.

En ellos participaron 450 personas, con lo que el 36% de los emprendedores que han recibido formación en Asturias lo hicieron en La Curtidora.

El hotel de empresas avilesino alojó el pasado año 141 empresas, de las que 116 seguían a final del año, el 25% de las existentes en Asturias. De esta manera, una de cada cuatro empresas que se encuentra en un equipamiento de estas características es en Avilés.

El concejal de Promoción Económica, Manuel Campa, destacó los datos que enmarca «en la época que nos toca vivir». No obstante, subrayó que es el fruto «del trabajo que se viene realizando a medio y largo plazo desde Promoción Empresarial. En este campo, hay que ir siempre con las luces largas, no pensando sólo en el día. Igual nos sucede en el suelo de baterías de cok, donde hay que planificar mirando al futuro».

Campa destacó la actividad de La Curtidora. «No sólo es importante su capacidad de supervivencia de sus empresas: el 60% a los cinco años de actividad. Lo más importante es la relación de complementariedad entre ellas, ya que no ven rivales, sino posibilidades de colaborar. Es un buen ambiente entre las empresas que contribuye a su éxito y al desarrollo de nuevos proyectos empresariales».

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos