Avilés estrena naviera y crucero

El crucero estuvo atracado ayer en el muelle del Centro Niemeyer durante buena parte del día, hasta que zarpó a las seis. / PATRICIA BREGÓN
El crucero estuvo atracado ayer en el muelle del Centro Niemeyer durante buena parte del día, hasta que zarpó a las seis. / PATRICIA BREGÓN

Los 305 pasajeros de la británica Saga que desembarcaron a primera hora se encontraron con la sorpresa del día festivo

J. F. G. AVILÉS.

Los 305 pasajeros que a las ocho de la mañana de ayer comenzaban a descender del 'Saga Pearl II' se encontraron con una ciudad desierta que poco a poco fue animándose a medida que transcurría la soleada mañana festiva. La práctica totalidad del comercio estaba cerrado, así que la única opción fue disfrutar de la ciudad, bien por libre o en excursiones organizadas. Como es habitual, el palacio de Camposagrado, las iglesias de San Antonio de Padua y en general todo el centro histórico fueron los lugares mejor valorados por los cruceristas, en su mayoría británicos.

'El Saga Pearl II' pertenece a la compañía británica Saga, que estrenaba así Avilés como puerto de destino de sus cruceros de recreo. Se suma a la noruega Fred Olsen, a la que pertenecen todos los que han recalado en Avilés a excepción del 'M. S. Europa', de la chileno alemana Hapag Lloyd, y de la propia Saga. De 165 metros de eslora, 22,98 de manga, 6,1 de c alado y abanderado en Malta, es un buque de construcción clásica y llamativa estampa marinera. Construido en Alemania en 1981, navegó bajo los nombres de 'Astor', Arkona' y 'Astoria', y en 2009 estuvo a punto de ir a desguace. Tras pasar un año amarrado en distintos puertos del Mediterráneo, fue adquirido finalmente por Saga en una subasta como sustituto del 'Saga Rose', un mítico crucero, considerado uno de los más bonitos del mundo, que tras 44 años de navegación fue retirado del servicio ese mismo año debido a las nuevas normativas de seguridad.

La escala del 'Saga Pearl II' formaba parte de una singladura de dieciocho noches reservada para mayores de edad con salida y llegada en el puerto británico de Southampton y escalas en Madeira, Tenerife, Gran Canaria, Arrecife, Cádiz, Portimao, Lisboa (Portugal) La Coruña y por último, Avilés. Como es habitual, amarró en la dársena de San Agustín, junto al Niemeyer, y zarpó a las seis de la tarde.

Fue el tercer y último crucero que ha visitado Avilés en el presente año, con un pasaje total de 1.811 personas, novecientas menos que en 2016, después de que se suspendiesen dos escalas. Primero fue del 'Braemar', el barco que en 2012 abrió la página de Avilés como destino de cruceros y con diferencia el que más veces la ha visitado, y después la del 'M. S. Bremen', de la referida Hapag-Lloyd, que de momento no tiene programadas nuevas visitas a Avilés.

De cara al año que viene hasta la fecha han confirmado tres, el 'Saga Pearl II' en dos ocasiones, días 13 y 25 de abril, y el 'Braemar', el 1 de mayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos