Avilés lidera un programa europeo de innovación en proyectos sociales

Marco Luengo y Yolanda Alonso presentaron el programa.
Marco Luengo y Yolanda Alonso presentaron el programa. / MARIETA

Con una dotación de 1,6 millones de euros, la iniciativa contra la exclusión se lanza mañana con otros ocho socios del Arco Atlántico

M. PICHEL AVILÉS.

El pasado mes de mayo Avilés fue elegida para liderar un proyecto pionero de inclusión social en Europa, destinado a los países del Arco Atlántico (España, Portugal, Francia, Reino Unido e Irlanda). Se trata del 'Atlantic Social Lab'. Dotado con 1.643.000 euros y con una duración de treinta meses, su fin es encontrar respuestas diferentes a problemas comunes y cronificados, y a los de nuevo cuño, que afectan a los colectivos en riesgo de exclusión social. Mañana la ciudad acoge la primera reunión de trabajo, que acercará a los equipos de los países mencionados, incluidas las universidades de Glasgow, en Reino Unido) y Coimbra, en Portugal.

«Es muy importante para la ciudad, y demuestra el posicionamiento de Avilés en el campo de los proyectos sociales», destacaba Yolanda Alonso, concejala de Promoción Social. El que presentó Avilés, y que liderará, fue seleccionado de entre más de 400, y es el único de carácter social de entre los ganadores. Se impuso a ciudades que la doblan o triplican en población.

El proyecto se sustenta sobre dos pilares. El primero se fija en el 'efecto Mateo', el cual define que las personas que más necesitan los recursos, son las más alejadas de ellos. «Hablamos no solo de recursos materiales, también de culturales, educativos», señalaba Alonso. En este sentido, trabajarán en el desarrollo de «prácticas piloto, más proactivas», así como la elaboración de un mapa digital de recursos, elaboración de campañas informativas o propuestas para reducir la brecha digital que también se ceba con estos colectivo. Y el segundo pilar se sustenta en un recurso que Avilés conoce a la perfección, como son las cláusulas sociales, cuya implementación le ha servido para recibir el sello 'Urbact Good Practice City'. Se tratará, por un lado, de replicar esta experiencia, que combate la precarización en el trabajo y la inclusión laboral de las personas en riesgo o situación de exclusión social, y también de revisarla «para avanzar», como reconocía Alonso.

La experiencia de la ciudad en las cláusulas sociales es una de las fortalezas del plan

Puesta en común

Mañana, para proceder al lanzamiento del programa, estarán en Avilés los integrantes de las delegaciones de las regiones francesas de Bretaña y de la aglomeración Pau-Pyrenées; North West, del Reino Unido; Cork, de Irlanda; la agencia de desarrollo regional ADRAVE de Portugal; representantes de Santiago de Compostela, que colaborarán también en el proyecto; y de las universidades de Glasgow y Coimbra. El procedimiento partirá de una puesta en común, y la división del trabajo en seis grupos, integrados por todas las delegaciones, y son: Coordinación administrativa, Comunicación, Capitalización de los resultados, Mapa de necesidades (que elaborarán las universidades), Diseño e implementación de prácticas piloto, y la Creación de un observatorio europeo de innovación social.

Destacaba Yolanda Alonso que el proyecto coincide con «un momento importante de Avilés en Europa, en innovación social, y en una parte que tiene un largo recorrido, como las industrias culturales».

Fotos

Vídeos