Avilés da paso a las procesiones

Los tambores marcaron ayer el ritmo de la procesión para trasladar el paso de 'Jesusín de Galiana' a la capilla desde San Nicolás. /  PATRICIA BREGÓN
Los tambores marcaron ayer el ritmo de la procesión para trasladar el paso de 'Jesusín de Galiana' a la capilla desde San Nicolás. / PATRICIA BREGÓN

La Borriquilla y las bendiciones del domingo de Ramos abren mañana un intenso programa

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

La suerte está echada en las cofradías de la Semana Santa avilesina. Han sido meses de preparación de cofrades, engalanamiento de pasos e iglesias y traslado de santos y vírgenes de un templo a otro como manda el ritual. Todo cuanto estaba en sus manos está hecho, pero falta lo que nadie controla. Mirar al cielo y que las predicciones se equivoquen para dar a las calles del centro de la ciudad el colorido de público que hace de la Semana Santa avilesina una de las más particulares del norte de España.

La primera prueba de fuego será mañana, Domingo de Ramos, una de las citas anotadas en el calendario por creyentes y no creyentes para acercarse a las iglesias a bendecir palmas y laureles. Esta ceremonia se celebra por doquier en la comarca de Avilés, pero hay tres epicentros: San Nicolás de Bari (11 horas), San Antonio de Padua (11.45) y la iglesia vieja de Sabugo (10.30).

El resto lo pondrá La Borriquilla, la emblemática procesión que partirá a las 11.45 horas tras la bendición de Ramos de la plaza de Carlos Lobo para recorrer La Ferrería, La Muralla, la plaza y calle de Pedro Menéndez, la plaza de La Merced, La Cámara, la plaza de España, La Ferrería y Carlos Lobo de nuevo. En esta procesión participa la cofradía Nuestro Padre Jesús de La Esperanza con el paso de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. El paso irá encabezado por la banda de tambores de la hermandad, seguida de cofrades, algunos de ellos descalzos en señal de penitencia, además de miembros de la orden seglar y de niños con sus palmas vestidos a la usanza hebrea para reproducir la imagen tradicional de la vieja Jerusalén.

El paso de La Borriquilla partirá de la plaza de Carlos Lobo mañana a las 11.45 horas

El protagonismo de la tarde lo tendrá la procesión del Cristo de la Verdad y la Vida por las calles de Versalles, con salida y llegada a la iglesia de Cristo Rey.

El intenso programa de las procesiones de las cofradías no bajará el ritmo durante toda la semana. Jesús Cautivo el lunes y San Pedro el martes darán el paso a uno de los momentos de mayor recogimiento de la Semana Santa avilesina: la procesión del Encuentro, en la que participan las cofradías de Nuestro Padre Jesús de Galiana, La Dolorosa y San Juan Evangelista, los 'sanjuaninos' que volverán a exhibir sus ritmos y pies descalzos en un acto que se ha convertido en un espectáculo que llena de público la plaza de España. Será a las 20.30 horas y el sermón será leído desde el balcón del Palacio de Ferrera por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes.

El Jueves Santo será de recogimiento en dos procesiones, una matinal (la de El Beso de Judas, a las 12.30 horas) y otra verpertina (procesión de El Silencio, a partir de las 20.30 horas). La intensidad volverá a subir el viernes, con el Santo Entierro, donde participan desde las 17.30 horas todas las cofradías. En este caso, el sermón del Desenclavo correrá a cargo del reverendo José Antonio González Montoto, director de la Casa Sacerdotal de Oviedo. Ese mismo día, Sabugo tendrá el protagonismo nocturno con la procesión de La Soledad en el entorno de la iglesia de Santo Tomás a partir de las 21.30 horas. El encargado del sermón de La Soledad será el provincial de los Misioneros de los Sagrados Corazones, Francisco Blanco Martín.

El broche llegará el sábado, a las 22 horas, con la procesión de La Resurrección, en la que participan las cofradías Nuestro Padre Jesús de la Esperanza, el Santísimo Cristo de Rivero y San Pedro Apóstol, y La Soledad y la Santa Vera Cruz.

Esta última cofradía, la de La Soledad, celebró ayer el tradicional Viernes de Dolores en honor a la virgen, en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery. Se celebró un vía crucis y a continuación la eucaristía, aplicada por todos los cofrades difuntos. Hoy sábado, a las 10 horas, se colocarán los estandartes en el patio y casa parroquial de Santo Tomás, con el estreno de colgaduras con imágenes de la cofradía.

Por otro lado, la cofradía de Jesús de Galiana hizo ayer el recorrido inverso al de la pasada semana con el traslado de 'Jesusín' desde la parroquia de San Nicolás de Bari hasta la capilla de Galiana.

De forma paralela a las procesiones, la exposición de la Semana Santa seguirá abierta hasta el día 2 de abril en el Museo de Avilés, y se ha convocado el concurso de escaparates cofrades y el de fotografías. En este caso deberán representar cualquier aspecto relacionado con la Semana Santa avilesina en el año 2018.

Regulación del tráfico

La celebración de las procesiones implica una serie de restricciones tanto en la colocación de terrazas en el centro de la ciudad como de estacionamiento en las calles incluidas en los distintos recorridos. De esta forma, según informó ayer la Policía Local, se recuerda a los hosteleros que las terrazas ubicadas dentro de los itinerarios de las distintas procesiones que se realizarán del 25 al 31 de marzo deberán estar retiradas al menos treinta minutos antes del comienzo de las mismas, para que transcurran sin obstáculos.

Además, mañana domingo, día de Ramos, quedará prohibida la circulación de vehículos a partir de las 11.30 horas en la calle de La Muralla, plaza y calle de Pedro Menéndez, plaza de La Merced y calle de La Cámara, en su tramo comprendido entre La Merced y la plaza de España. También quedará prohibida la circulación de vehículos por el área peatonal de la plaza de España mientras se desarrollen los actos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos