El avilesino detenido por la violación de la hija de su pareja dice que quería «consolarla»

Vista de la calle de El Prado, en el barrio de El Quirinal, en la que el detenido regenta un popular establecimiento hostelero.
Vista de la calle de El Prado, en el barrio de El Quirinal, en la que el detenido regenta un popular establecimiento hostelero. / MARIETA

J. F. C. F., de 38 años y hostelero en la calle de El Prado, está en prisión preventiva y niega haber cometido «el más mínimo abuso sexual»

J. F. GALÁN AVILÉS.

El hombre detenido y en prisión preventiva por violar supuestamente a la hija de su pareja, menor de edad, es un conocido hostelero de la calle de El Prado, responde a las iniciales J. F. C. F. y tiene 38 años. En su declaración ante la Policía Nacional admitió que, bajo los efectos del alcohol, se tumbó en la misma cama que ella y que llegó a acariciarla con la única intención de «consolarla», mientras que la supuesta víctima afirma que fue penetrada. Él se declara inocente. «Rechaza haber cometido no ya una violación, tampoco el más mínimo abuso sexual, ni siquiera haber mostrado la menor intención de hacerlo», aseguran la hermana del detenido, y su abogado, que anuncia que hoy interpondrá recurso contra el auto de ingreso en prisión provisional dictado por el Juzgado de Instrucción Número 6 de Avilés.

Los hechos que se le imputan habrían ocurrido la madrugada del pasado domingo en el domicilio en el que vive la pareja y la presunta víctima, de 17 años. Según el relato que él prestó en comisaría ya en calidad de detenido, a lo largo de la tarde invitó en su local a la hija de su pareja a varias consumiciones y, tras cerrar el negocio, ambos regresaron a casa en estado ebrio. Fue entonces, después de que ella vomitase, cuando se acostaron en la misma cama. La joven presentó denuncia, la detención se produjo el mismo domingo y tras prestar declaración en la comisaría de la Policía Nacional de Avilés, J. F. C. F. fue puesto a disposición judicial el martes. La orden de ingreso en prisión no contempla la posibilidad de libertad bajo fianza.

La pareja convivía desde hace unos tres años en un domicilio cercano al negocio que el detenido regenta junto a su hermana. Con pasaporte extranjero, reside en España desde hace unos ocho años y se encuentra tramitando la nacionalidad española. Su abogado asegura que carece de antecedentes penales.

La investigación está en manos de la Unidad de Familia y Mujer de la policía judicial, encargada de todos los delitos relativos a casos de violencia de doméstica, de género y sexual. Al ser la víctima una menor, la Policía Nacional no ofrece información oficial sobre los supuestos hechos más allá de confirmar que detuvo a un hombre como presunto autor de un delito contra la libertad e indemnidad sexual.

La noticia fue acogida con perplejidad e indignación entre los vecinos de El Quirinal y con mayor o menor incredulidad entre aquellos que conocen al supuesto agresor y lo identificaron como tal. «Es una persona simpática, afable y muy educada que se lleva bien con todo el mundo. Cuesta mucho creer que haya sido capaz de cometer tal atrocidad, aunque nunca se sabe», comentaba un comerciante de la zona. El negocio mantuvo ayer abiertas sus puertas con total normalidad sin que la mayoría de los clientes supiesen que el propietario había ingresado en prisión provisional como presunto autor de una agresión sexual.

Según datos facilitados por Fiscalía, el año pasado se registraron en Asturias 240 delitos contra la libertad e indemnidad sexual. Tal cifra supone un descenso del 1,78% con relación a 2015, cuando el número se elevó a 244, si bien aumentaron las formas más graves y violentas englobadas en este conjunto de delitos. Así, se registraron cinco de violación, cuatro más que el año anterior. También crecieron los de abuso sexual, de 56 a 67, y los de acoso sexual, de ocho a once, mientras que el de agresión sexual se redujo de 97 a 77.

De igual forma se redujeron los tipificados como delitos contra la libertad e indemnidad sexual la utilización de menores con fines pornográficos ya la distribución o tenencia de material pornográfico de siete a seis y de quince a once, respectivamente. Del total de procedimientos incoados por este grupo de delitos 49 llegaron a ser calificados y 47 concluyeron con sentencia condenatoria, ocho más que el año anterior.

Ligero repunte

En cambio el último informe de criminalidad publicado por el Ministerio de Interior, que engloba todas las denuncias registradas por la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías locales, refleja que en el primer trimestre del año los delitos contra la libertad e indemnidad sexual crecieron en Asturias un 5,4%. Se denunciaron 39, cinco de ellos catalogados como agresión sexual con penetración y los 34 restantes como 'resto de delitos' contra la libertad e indemnidad sexual. De ellos cuatro se denunciaron en Avilés, uno en su forma más grave, violación con penetración.

El único caso del que se tiene constancia se remonta a finales de enero. La víctima, de 18 años, declaró que cuando la madrugada del sábado 22 volvía a su casa ese le acercaron dos chicos que la invitaron ir a la suya, un piso situado en el barrio de El Quirinal gestionado por una oenegé que presta ayuda a refugiados. La denunciante aseguró que pese a que durante el camino cambió de opinión fue llevada al referido piso contra su voluntad y que una vez allí uno de los jóvenes la encerró en un baño, donde la habría agredido sexualmente.

La joven relató lo sucedido en una red social y posteriormente presentó denuncia. Poco después, el martes 24, la policía detenía en el piso de El Quirinal en el que se habría consumado la agresión a un joven de 22 años natural de Guinea Conakri que tras prestar declaración en sede judicial fue encarcelado con carácter preventivo.

Más

Fotos

Vídeos