El Ayuntamiento contrata los proyectos para el palacio de Maqua

El palacio de Maqua se encuentra en la calle La Cámara. / MARIETA
El palacio de Maqua se encuentra en la calle La Cámara. / MARIETA

Cuatro empresas diseñarán este mes las instalaciones eléctricas, de climatización o telecomunicaciones que tendrá el edificio después de su rehabilitación

HOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El Ayuntamiento continúa los pasos para rehabilitar el palacio de Maqua. Esta semana ha adjudicado cuatro contratos menores que permitirán completar el proyecto para poder comenzar el proceso de licitación de una obra que cuenta con financiación del 65% a cargo del 1,5% Cultural que gestiona el Ministerio de Fomento.

En total, se han adjudicado contratos por valor de algo más de 15.000 euros para la redacción del proyecto de refuerzo estructural del edificio; el de las instalaciones de electricidad, telecomunicaciones, red informática, energía eléctrica y protección; el de la instalación de calefacción, climatización y ventilación; y el de la realización de las mediciones y el presupuesto final de la obra de rehabilitación.

El proyecto básico para la recuperación de este palacio, que tendrá espacios para la Fundación Avilés Enseña y para emprendedores, ha sido redactado por los servicios técnicos municipales. Esta intervención cuenta desde el pasado viernes con el visto bueno del Pleno del Consejo de Patrimonio, que aplaudió el proyecto sobre todo porque se dará solución a la situación en la que se encuentra su patio de madera.

Las empresas que se encargarán de la redacción de los proyectos básicos del edificio son Adiabatica, Indecisa, Centro de Análisis y Diseño de Estructuras, y Lucía Pérez Gascón. Los plazos para que tengan listos estos proyectos son muy cortos, en torno a los quince días. De forma que se prevé que la licitación de la obra pueda producirse a este mismo verano. Según las previsiones iniciales, la adjudicación se haría en otoño y la obra estaría finalizada el próximo año.

850.000 euros

aunque el proyecto final todavía no está definido, ya que depende de la incorporación a las previsiones de rehabilitación de todos los elementos del edificio de estos proyectos recién contratados de los servicios básicos como electricidad o climatización, el Ayuntamiento estima que la obra pueda tener un coste final de 850.000 euros. El equipo de gobierno ha reservado en el presupuesto de este año 350.000 euros para este edificio. Concretamente se encuentran recogidos en las partidas de la Concejalía de Promoción Económica, ya que si bien la primera planta se destinará a aulas para la actividad de la Fundación Avilés Enseña, dedicada a promover la llegada de estudiantes a la ciudad que quieran aprender castellano, las restantes tendrán un uso empresarial.

La estructura actual del palacio de Maqua se mantendrá, por lo que los espacios diáfanos se convertirán en oficinas en la que compartan el trabajo profesionales de distintos campos. Además, habrá espacios específicos para reuniones, presentaciones o videoconferencias.

El arquitecto municipal Julio Redondo, encargado del proyecto, ya había indicado que una de las cuestiones más complicadas era poder incorporar a un edificio histórico como este las 'tripas' tecnológicas que necesita unas oficinas del siglo XXI. Una de las empresas especializadas contratadas ahora por el Ayuntamiento, Ingedicas, será la encargada de darle forma a esto y establecer las necesidades y distribución del cableado con el handicap de que el objetivo es mantener y recuperar todos los elementos originales del edificio, incluidas sus paredes de madera que hacen la función de patio interior y sirven para la separación de las oficinas existentes en cada planta.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos