El Ayuntamiento invertirá 81.000 euros para reparar el velódromo

La zona agrietada se ha marcado con barreras. / MARIETA
La zona agrietada se ha marcado con barreras. / MARIETA

La instalación municipal de San Cristóbal presenta importantes grietas en la pista que ahora se pretenden sanear

R. ARIAS AVILÉS.

Los amantes de las dos ruedas que deciden ir a entrenarse al velódromo municipal de San Cristóbal deben estar muy atentos a las ruedas de su bicicleta. Si se despistan un poco, corren el riesgo de que las llantas de su bicicleta se introduzcan en alguna de las zanjas que existen en la pista. La superficie de rodadura se encuentra en mal estado desde hace tiempo, hasta el punto de que el Ayuntamiento se ha visto obligado a colocar barreras para advertir a los deportistas y evitar que puedan sufrir un accidente.

Ahora el Consistorio se ha puesto manos a la obra para reparar todos estos desperfectos y está a punto de sacar a licitación los trabajos necesarios para volver a dejar el velódromo en perfecto estado. Para ello invertirá la cantidad de 81.830 euros, que servirán principalmente para corregir las peligrosas grietas que hay ahora mismo a lo largo del anillo ciclista.

Los trabajos se encuentran actualmente en la fase de tramitación del expediente de contratación, y la previsión es que puedan licitarse e incluso iniciarse antes de que finalice el año en curso. El plazo de ejecución se ha establecido en dos meses por lo que, si todo sigue el orden previsto, los ciclistas podrían volver a transitar sin necesidad de sortear peligros la próxima primavera.

La previsión es que los trabajos se inicien este mismo año y estén listos en dos mesesSe renovará completamente la pista de rodadura sobre una losa de hormigón

En ese tiempo se realizará un saneo de la superficie y se colocará una losa de hormigón armado sobre la que se ejecutará una nueva pista de rodadura. Antes de eso habrá que talar y desbrozar la ladera, demoler los pavimentos y el cajeo del firme existente, extender y compactar una base granular de zahorra artificial y luego ya poner la losa de hormigón. Después de eso se extenderán y compactarán las capas intermedias de rodadura para, finalmente, reponer la señalización horizontal.

Pista peligrosa

El propio Ayuntamiento reconoce que el estado actual es peligroso, dado que las ruedas de las bicis pueden llegar a quedar encajadas en las grietas, especialmente las de carreras cuyo tubular es muy delgado. Las zonas más conflictivas se han tenido que señalizar con barreras para evitar el paso de los deportistas, con lo que la zona de rodadura ha quedado bastante limitada. En las grietas, además, se acumula suciedad y restos de la vegetación de la zona.

A todo esto se pondrá fin en unos meses, cuando concluyan estas obras de reparación, muy demandadas por aquellos que acuden al velódromo a practicar sobre sus bicis.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos