El Ayuntamiento de Avilés reduce su deuda en 1,7 millones pese al nuevo crédito de 3,4 para inversiones

La concejala de Hacienda, Raque Ruiz, durante un Pleno municipal. / MARIETA
La concejala de Hacienda, Raque Ruiz, durante un Pleno municipal. / MARIETA

El pasado año cerró con una deuda viva de 23 millones de euros, el 38,54% sobre sus ingresos, muy por debajo del límite legal del 75%

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El presupuesto municipal logrará este año reducir el nivel de deuda del Ayuntamiento manteniendo, al tiempo, el pulso inversor en la ciudad con el desarrollo de nuevos proyectos. Esto es posible por dos factores, según explicó ayer la concejala de Hacienda, Raquel Ruiz. Sobre todo por la amortización de deuda realizada el pasado año y, en menor medida, por la reducción de los gastos financieros gracias a la refinanciación de créditos que permitió que el Ayuntamiento pagase menos intereses, según destacó Ruiz.

De esta manera, el importe de deuda viva de las arcas municipales a finales del pasado ejercicio ascendía a 23,1 millones de euros. La mayor parte de este dinero, 20,8 millones, corresponde a los préstamos que la administración local va solicitando anualmente. A ello se unen 2,3 millones en concepto de aval que permitió que Rehabilitaciones Urbanas de Avilés (RUASA) asumiese el aparcamiento de Las Meanas tras la renuncia del concesionario privado.

Con estos datos, el nivel de deuda del Ayuntamiento de Avilés se encuentra dentro de los límites autorizados por el Ministerio de Hacienda. A finales de diciembre, alcanzaba el 38,54% de los ingresos corrientes, cuando el límite fijado por la ley es del 75%.

A partir de ese porcentaje, es necesaria la autorización de la administración central para solicitar un nuevo crédito. El préstamo previsto para este año no modificará sustancialmente el escenario ya que alcanzará un porcentaje del 44,1%, según las estimaciones municipales y que mantienen las cuentas de este año dentro del equilibrio financiaron exigido por ley.

Las cuentas que deberán entrar en vigor el próximo 1 de marzo plantean un nuevo crédito para financiar obras y que alcanza los 3,4 millones de euros, en números redondos. Es un volumen de deuda mayor que la solicitada en 2015 y 2016, pero menor a la del pasado año, cuando el presupuesto planteaba un crédito de 3,9 millones de euros, lo que implica una reducción porcentual del 14,57%.

El presupuesto de este año también plantea una amortización de la deuda de 3,9 millones de euros, inferior en un 8,14% a la misma operación de 2017. Con todo, la concejala de Hacienda advirtió que esta cantidad es una estimación. Y es que esta operación se financiará con una parte del remanente de tesorería y este no se conocerá hasta la liquidación de todo el ejercicio, para lo que quedan unos meses.

De todas maneras, lo lógico es esperar que las cifras reales no se alejen mucho de las previsiones del gobierno, toda vez que un cambio radical desconfiguraría el presupuesto que, lo más posible, es que entre en vigor a partir del próximo uno de marzo.

La cancelación anticipada de estos créditos también implicará que el Ayuntamiento ahorre sus costes. El presupuesto de 2017 evitó el desembolso de 178.801 euros y este año la estimación es que rondará los 125.566 euros, un 29,77% menos que hace un año. En 2017, el Ayuntamiento amortizó 4,1 millones, en números redondos, del capital de los diferentes créditos. De esta manera, la petición de un nuevo préstamo no incrementará el volumen de deuda, sino que está se reducirá en 1,7 millones de euros, sumando el ahorro en interés más capital.

De igual manera, las cuentas de este año se encuentran dentro de los criterios de la regla de gasto establecidos por el gobierno central.

Once créditos diferentes

En el presupuesto actual el Ayuntamiento afronta el pago de once créditos diferentes con un importe solicitado que suma 54,2 millones de euros. De estos, quedan por pagar 23,1 millones de euros, a fecha de 31 del pasado diciembre.

La diferencia de 31,1 millones se debe a las diferentes amortizaciones anticipadas junto con la parte del capital abonada junto con los intereses según las condiciones de cada crédito. El pasado año, la amortización de créditos permitió cancelar dos créditos. Uno concedido a Bankia por importe de 2.021.166,26 euros y que financió inversiones de 2019.

También se amortizó totalmente un préstamo de Caixabank por importe de 685.411,56 euros. La operación financiera también incluyó la cancelación parcial de un préstamo del Banco Santander para las inversiones de 2010. En esta operación se cancelaron 1.347.619 euros, quedando por pagar 883.160,67 euros a fecha del 31 de diciembre de 2017.

Las diferentes amortizaciones se definen teniendo en cuenta la decisión más ventajosa para el Ayuntamiento lo que se define analizando las condiciones de cancelación, los tipos de interés y el cuadro de amortizaciones previsto para determinar las anulaciones que representan un mayor ahorro.

Detrás de todas estas cifras se encuentran realidades de las que ya disfrutan los avilesinos. La última reforma del parque de Las Meanas, la urbanización de la calle de Llano Ponte, los accesos al Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, obras de urbanización en Villalegre, la Factoría Cultural o los contenidos del Museo de la Historia Urbana de Avilés son algunas de las inversiones realizadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos