El Ayuntamiento da el último paso para permitir el uso comercial del 'hospitalillo'

Vista general del entorno del 'hospitalillo de Ensidesa' en El Cruce, Llaranes.
Vista general del entorno del 'hospitalillo de Ensidesa' en El Cruce, Llaranes. / MARIETA

El Ayuntamiento saca a información pública la reparcelación voluntaria y el convenio urbanístico que sustituye el aprovechamiento de cesión municipal

A. SANTOS / L. V. AVILÉS.

La tramitación que cambiará el la calificación de la parcela que ocupa el antiguo 'hospitalillo' de Ensidesa en El Cruce de Llaranes encara su recta final. Tal y como publica el Boletín Oficial del Principado en su edición de ayer miércoles, se somete a información pública la propuesta de reparcelación voluntaria del APR S-11 'Hospitalillo de Ensidesa' y la aprobación inicial del convenio urbanístico para la sustitución del aprovechamiento lucrativo de cesión obligatoria municipal, según decreto de Alcaldía firmado el pasado día 10 de julio.

El citado convenio sustituye el aprovechamiento lucrativo de cesión obligatoria municipal, que no es susceptible de ejecución individualizada, por su equivalente en metálico, según valoración realizada al efecto por los servicios municipales, que cuantifican dicho aprovechamiento en 63.632,96 euros.

El expediente se somete a información pública por un plazo de un mes, a contar desde ayer miércoles, día 26 de julio, fecha de la publicación del anuncio en el BOPA. Durante este periodo puede consultarse toda la información relacionada con la propuesta de reparcelación voluntaria y la propuesta de convenio urbanístico en las dependencias del Ayuntamiento ubicadas en el servicio de planeamiento urbanístico (calle de La Ferrería, 14), en horario de 9 a 14 horas de los días hábiles, así como en la página web municipal (www.aviles.es).

Las posibles alegaciones, sugerencias, informes y documentos que se estimen pertinentes pueden presentarse ante el mismo órgano dentro del plazo de exposición pública establecido.

De área industrial a servicios

El antiguo 'hospitalillo' de Ensidesa, propiedad de ArcelorMittal y ubicado en Llaranes, podrá destinarse a zona comercial y de oficinas. La comisión de Urbanismo dictaminó el pasado mes de enero a favor del plan especial que modifica su catalogación urbanística, de área industrial a de servicios, el último paso en un largo proceso iniciado en 2006 que fue posteriormente ratificado en sesión plenaria.

La aprobación el proyecto permite, además, solucionar los problemas de urbanización que padece Garajes. La propuesta dibuja una zona verde entre el 'hospitalillo' y el barrio en los aproximadamente 6.000 metros cuadrados que la empresa debe ceder al Ayuntamiento como compensación y una calle alrededor del edificio que facilitará el acceso al apeadero de FEVE. De tal superficie, la multinacional del acero ya ha cedido de forma anticipada mil metros cuadrados en los que se ha habilitado un parque infantil. Además, otro 10% del aprovechamiento que debe ceder la multinacional al Ayuntamiento se valora en 63.632,96 euros, que es la cantidad en metálico que recibirán las arcas municipales cuando se produzca la aprobación definitiva del convenio urbanístico que estará durante el próximo mes a información pública.

El plan propone la «revitalización de esta zona, situada entre dos ámbitos residenciales y desvinculada del uso industrial, mediante su incorporación a la trama urbana colindante, a través de la delimitación de un Área de Planeamiento Remitido, permitiendo la reutilización del edificio del antiguo 'Hospitalillo de Ensidesa' como alojamientos temporales u otro dentro de la categoría de Locales Abiertos al Público, la creación de una zona comercial que dé servicio a la zona, la urbanización de un vial interior de acceso a los diferentes usos y al apeadero de FEVE, así como la creación de una zona verde pública vinculada al poblado anexo de Cocheras», recoge la propuesta.

Inaugurado en 1956, el Hospitalillo de Ensidesa llegó a ser en su día, junto a los hospitales de Caridad y Cruz Roja, una de las bases de la atención sanitaria en la ciudad tras la llegada de la compañía siderúrgica y hasta la apertura, en 1975, del Hospital San Agustín. Además, en él está el origen de la primera agrupación de Alcohólicos Anónimos de España, que sigue teniendo su sede nacional en la ciudad.

Estaba dotado de los últimos avances tecnológicos de la época, y en él trabajaron médicos llegados ex profeso de otras partes del país, como Mauro Aguado, Siegrist, Rubio o Estévez, y también avilesinos, entre ellos Tamargo, Pedro Solís, Bordallo o José María León 'Pepelón', entre otros. En la actualidad, los servicios médicos de ArcelorMittal apenas ocupan una mínima parte del inmueble.

El proyecto ha recibido el necesario visto bueno del Principado. Una vez se apruebe definitivamente en sesión plenaria, ArcelorMittal tendrá luz verde para enajenar lo que en su día fue el 'hospitalillo' de Ensidesa.

Fotos

Vídeos