AZSA bate en 2017 por séptimo año consecutivo su récord de producción

Acceso a las instalaciones de Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva. / MARIETA
Acceso a las instalaciones de Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva. / MARIETA

Asturiana de Zinc superó el año pasado las 518.000 toneladas en San Juan y esta semana se confirmarán los datos al comité de empresa

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Asturiana de Zinc (AZSA) ha batido por séptimo año consecutivo su récord de producción, según confirmaron fuentes de la compañía. Los datos de actividad son siempre esperados por los trabajadores a principio de año, ya que superar la producción del ejercicio anterior asegura que la plantilla cobrará la prima recogida en el convenio.

La cifra aún no se ha facilitado al comité de empresa, pero en la fábrica ya se asume que 2017 se cerró por encima las 517.962 toneladas de 2016. Las cantidades varían según las fuentes consultadas. Hay quien asegura que la producción alcanzó las 520.000 toneladas, pero también hay quien fija el listón más cerca de los 519.000 toneladas.

Superar la producción anual es una costumbre de Asturiana de Zinc que cuenta en San Juan de Nieva con una de las mayores instalaciones del mundo con capacidad para producir zinc. Incluso se podría definir como un enclave único si se incluyen otras variables como la calidad de la producción y la repercusión medio ambiental, que cada año es menor a pesar de su mayor actividad.

La cifra confirma que la plantilla cobrará la prima de producción del convenio

Hasta 2006 habían registrados ocho años consecutivos con récords históricos de producción, una racha que se quebró en 2007 por una grave avería que obligó a detener su actividad normal durante varios meses. Además, el accidente se produjo en los últimos meses del año, con lo que su repercusión trascendió a un único ejercicio. De hecho, 2008 fue un año marcado por las consecuencias de esa avería, como lo demuestra que la producción de ese ejercicio fue de 450.382, sensiblemente inferior a las 479.000 toneladas, en números redondos, de 2007 y muy lejos de las 502.834 de 2006, cuando se había alcanzado el récord histórico.

La cifra de 500.000 toneladas se superó en 2009 pero AZSA aún tardaría dos años más en volver a batir su récord histórico. Así, 2011 se cerró con 511.091 toneladas. En ese ejercicio, la multinacional del zinc alcanzó una velocidad de crucero y, desde entonces, no ha cesado de batir sus mejores registros, incluso en esa época marcada por la crisis.

Desde entonces, cada año San Juan de Nieva ha mejorado sus registros, a pesar de los esfuerzos que implica de gestión en temas tan sensibles como la vertiente medio ambiental. En 2003, la última gran ampliación de San Juan de Nieva fijaba como techo de producción las 573.000 toneladas, una cifra que entonces parecía utópica (de hecho ese año se habían producido 475.000 toneladas, casi 100.000 menos).

Actualmente, las principales inversiones de AZSA en San Juan de Nieva se centran en mejorar sus costes y reducir la contaminación por materiales sedimentales. Así se construye un segundo centro logístico en terrenos de la Autoridad Portuaria para el acopio de blenda y la expedición de la producción que sale de San Juan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos