Los barcos comunitarios y arrastreros salvan las cifras de la pesca en enero

Actividad ayer en la lonja avilesina. /  PATRICIA BREGÓN
Actividad ayer en la lonja avilesina. / PATRICIA BREGÓN

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

Las malas condiciones de la mar marcan todos los meses de enero y febrero las estadísticas pesqueras y el mes pasado no fue distinto. En la rula de Avilés se subastaron 722.380 kilos de pescado, cifra similar a la del año pasado. En el conjunto de lonjas asturianas se rularon 989.524 kilos, es decir, por las instalaciones avilesinas pasó el 73% del pescado subastado en Asturias el mes pasado.

Con la flota de bajura amarrada la mayor parte del mes, fueron los barcos comunitarios y los arrastreros los que aportaron a la lonja la mayor parte del pescado rulado, de hecho, la merluza fue la especie más presente en la cancha avilesina (456.901 kilos) con un precio medio de 4,81 euros. El pasado mes de enero ha sido la demostración más evidente de que Avilés es el puerto asturiano merlucero por excelencia, ya que en el conjunto de las lonjas asturianas se subastaron solo 23.000 kilos más de esta especie, 10.000 de ellos en Gijón.

El conjunto de la pesca rulada en Avilés alcanzó un valor de 3.072.816 euros, frente a los 2,8 millones de los 720.834 kilos del mismo mes del año pasado. En los últimos cinco años solo 2015 supera la cifra alcanzada este año, si bien entonces se había subastado más de un millón de kilos de pescado en la lonja.

Tras la merluza, la segunda especie con mayor peso en los resultados del mes pasado ha sido la bacalada, con 149.605 kilos a un precio medio de 1,76 euros. La tercera especie fue la boga, la cuarta el jurel, la quinta el potarro y la sexta el pixín, pero con cifras muy alejadas de las de la merluza y la bacalada, en torno a los 10.000 kilos rulados.

En cuanto a la xarda, una de las especies que tiene un peso importante en los primeros meses del año en los resultados de la lonja avilesina, los cambios en el sistema de reparto de la cuota pesquera ha llevado a que se retrase también la fecha en la que se inicia esta campaña. El mes pasado la cantidad de xarda que se ruló en Avilés fue casi simbólica, 1.858 kilos a menos de un euro de media el kilo. El año pasado en enero la cifra fue un poco más alta, en torno a los 8.500 kilos, pero en todo caso en los últimos años están siendo muy alejadas de aquellas campañas de finales de la década pasada en el que la costera arrancaba a mediados de enero y se terminaba el primer mes del año con más de 250.000 kilos ya subastados en las instalaciones avilesinas.

Pendientes de las corrientes

En una o dos semanas se espera que pueda comenzar la campaña de la xarda en la costa asturiana. Los pescadores y los trabajadores de la lonja están pendientes de las mareas y de que puedan llevar a los bancos de esta especie a cerca de la costa avilesina. Eso acarrearía buenos resultados en el mes de marzo fundamentalmente. Si la pesquería está cerca de Avilés los barcos portugueses, con mucha mayor cuota que los asturianos, atracan en la lonja de la ciudad para subastar su pesca, aunque tampoco se ven las cifras de la primera década de este siglo con días de grandes subastas, al tener cada embarcación su cuota individualizada llegan a puerto de forma escalonada.

El año pasado en la lonja de Avilés se subastaron 3,1 millones de kilos de xarda que alcanzaron un valor de 2,59 millones de euros, es decir a una media de 0,83 euros el kilo. Esta especie supuso casi el 7% del total del negocio de la rula de la ciudad.

Como sucede en el puerto de Avilés, en los otros puertos de la comarca los resultados de enero siguieron la tónica de los últimos años. En el de Cudillero solo se subastó angula, 124,83 kilos que alcanzaron un valor de 48.650 euros, es decir, una media de 389,73 euros el kilo. De nuevo las condiciones meteorológicas han sido claves en los resultados, los más bajos de los últimos cinco años en cuanto a kilos rulados, aunque por contra los precios más altos de media, ya que el máximo se había alcanzado en 2016 a 350 euros el kilo.

En La Arena también se vivió el peor enero de los últimos cinco años en cuanto a cantidad de angula subastada, fueron 300,58 kilos, con un precio medio de 397,71 euros, también el más alto del quinquenio que lo había marcado en este caso 2017 cuando la angula tuvo un precio medio en el mes de enero de poco más de 365 euros.

Luanco mantuvo la misma tónica en cuanto a las cifras de pescado que pasaron por su lonja. No alcanzó los mil kilos, se quedó en 939 más o menos igual que el año pasado. El valor total fue de 9.243 euros y la especie que más se ruló fue la merluza (174 kilos), seguida de los percebes (163) y de los centollos (126).

En cuanto a Gijón, la segunda lonja de Asturias, sus cifras también fueron similares a las del año pasado, por debajo de los 200.000 kilos. En los últimos cinco años sus mejores resultados un mes de enero habían sido los trescientos mil de 2014. Con los 722.000 kilos de Avilés suman prácticamente la totalidad del pescado subastado en enero el mes pasado en Asturias. Las otras dieciséis lonjas de los puertos asturianos suman entre todas sobre 67.000 kilos rulados en un mes en el que las pequeñas embarcaciones prácticamente no faenaron.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos