El barquillero de Salinas zanja la polémica con un comunicado de agradecimiento por el apoyo recibido

El barquillero de Salinas zanja la polémica con un comunicado de agradecimiento por el apoyo recibido
Marieta

Guillermo Pelayo reconoce que lo vivido fue una «humillación» pero que «es el momento de quedarse con todo lo positivo y seguir hacia delante»

S.G.

Guillermo Pelayo, el barquillero más famoso de las redes sociales, zanjó ayer la polémica surgida el pasado domingo tras ser denunciado por un establecimientos hostelero mientras vendía sus productos en Salinas. El avilesino publicaba en su perfil de Facebook un comunicado en el que agradece las muestras de cariño a la vez que se despedía de todas esas personas que le han mostrado su apoyo estos días.

Ayer pedía que se suspendiera la concentración prevista para el domingo en el paseo de la playa al estar pendiente del permiso del Ayuntamiento de Castrillón para vender barquillos fuera de la temporada de verano. Y al terminar el día hacía público su comunicado en el que reconoce que lo sucedido le ha afectado. "Fue para mí una humillación y un momento muy duro. Pero no seré yo quien señale a nadie con el dedo para arruinar ninguna reputación ni ningún negocio", apuntó Guillermo Pelayo, que a su vez insistía en que "es el momento de quedarse con todo lo positivo y seguir hacia delante haciendo de Salinas una de las playas más bonitas y visitadas de Asturias".

En contexto

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos