Las calles ya estaban limpias a primeras horas de la mañana

Las calles amanecieron ayer sorprendentemente limpias, como si nada hubiera sucedido la noche anterior. El despliegue especial dispuesto por Urbaser, la empresa concesionaria del servicio, comenzó poco después de que estallase el último artefacto pirotécnico y se prolongó hasta bien entrada la madrugada. El resultado saltaba a la vista. No parecía que la noche anterior miles de personas hubiesen inundado las calles de Avilés.

Fotos

Vídeos