La Cámara estudia crear más oficinas para empresas y nuevas acciones en otros concejos

Las naves nido de la Cámara de Comercio en el Parque Empresarial Principado de Asturias. / MARIETA
Las naves nido de la Cámara de Comercio en el Parque Empresarial Principado de Asturias. / MARIETA

Uno de los cometidos de la asociación es el fomento de la creación de compañías y el apoyo a su consolidación y crecimiento

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El vivero de empresas de Luanco y las naves nido del Parque Empresarial de La Cámara de Comercio cumplirán el próximo año una década de actividad. Por estas instalaciones, junto a las oficinas Capy (Centro de Apoyo a Pymes), en la sede de Camposagrado de más reciente inauguración, han pasado en este tiempo 63 empresas, con una media de entre cuatro y cinco trabajadores. Sus promotores han encontrado en estos espacios el lugar en donde poner en marcha su iniciativa empresarial o en otros casos consolidarse y crecer. De hecho, el 90% de estas empresas generaron al menos empleo para un trabajador, según los datos que maneja la entidad.

Uno de los cometidos de la Cámara de Comercio como asociación empresarial es el fomento de la creación de empresas y el apoyo a su consolidación y crecimiento. «Tenemos demanda para las naves y las oficinas, aunque en el caso de las primeras la rotación es menor, por eso estamos abiertos a la creación de nuevos espacios», apunta el coordinador general de la Cámara de Comercio avilesina, Heriberto Menéndez. De hecho, está en estudio la habilitación de seis o siete oficinas nuevas, dependerá del proyecto arquitectónico final, para completar el Centro Capy en la propia sede de la entidad, en la plaza de Camposagrado.

Además, se analizan otras posibilidades para continuar su descentralización en otros concejos de la comarca, como podría ser Castrillón. Aunque las limitaciones presupuestarias de los últimos años siempre son una dificultad a la hora de afrontar estos proyectos, el empeño que está poniendo la Unión Europea en este tipo de políticas podría solventar ese problema a la hora de contar con financiación para hacer frente a sus planes de crecimiento en materia de promoción empresarial.

«Queremos seguir acercándonos a todos los municipios que conforman la Cámara de Comercio y estamos abiertos a firmar nuevos acuerdos de colaboración con los ayuntamientos o ampliar los que ya tenemos en marcha», explica Menéndez.

En el caso de Castrillón hace un año y medio que han puesto en marcha la oficina de asesoramiento empresarial que abre todos los viernes. El coordinador de la entidad explica que ahora «estamos viendo cómo evoluciona. Comprobamos como cada vez tenemos más gente que se acerca para buscar asesoramiento profesional para poner en marcha su empresa», de ahí que asegure que quieren seguir profundizando en esta línea a corto o medio plazo.

Experiencia de una década

«Se puede afirmar que los viveros de la Cámara de Avilés están cumpliendo su objetivo prioritario dado que el 95% de las empresas que pasan por ellos siguen activas o han crecido en el mercado, consolidándose a lo largo de los últimos diez años en algunos de los casos», asegura Heriberto Menéndez.

La ocupación del vivero de Luanco en estos diez años de existencia se sitúa en torno al 50% de los espacios, porcentaje que suele crecer algo en verano al darse de alta empresas en la fuerte temporada estival de la capital gozoniega. En las naves nido la ocupación está siendo del 100%, hace unas semanas había una nave sin uso pero la nueva empresa ya la ocupa.

Las siete naves que oferta la Cámara en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) cuentan con entre 300 y 450 metros cuadrados y hasta ahora solo han permanecido vacías el tiempo necesario para facilitar el traslado de la empresa que la ocupaba y la implantación de la nueva en el espacio.

Tras construirse en 2007, en noviembre de 2008, la empresa Ewan, dedicada al sector de moda textil, fue la primera que ocupó las naves nido de la Cámara de Comercio en el PEPA. Tras ella llegaron otras como Sport Lifestyle, Samesa Instalaciones, Espacios M.P. , Acorta Precisión o Montajes Moncor, dedicadas a sectores tan dispares como el metalúrgico, el medioambiental, las nuevas tecnologías o el diseño y construcción de bicicletas.

Aunque inicialmente se estableció un tiempo mínimo de estancia de las empresas en estas instalaciones, como en el resto que la Cámara destina a la promoción empresarial, hasta el momento la entidad ha mostrado flexibilidad en esos plazos, lo mismo que en la posibilidad de utilizar dos de las naves o las oficinas por una misma empresa si lo necesita. Según explica Heriberto Menéndez, «preferimos cubrir las necesidades para la consolidación y crecimiento de las empresas que están ocupando los espacios, aunque si tenemos solicitudes analizamos todas las posibilidades en función del proyecto empresarial».

Por lo que se refiere al centro Capy, nueve oficinas de entre diez y 28 metros cuadrados situadas en el edificio de Camposagrado, la ocupación es prácticamente completa desde su puesta en marcha hace tres años, de ahí que sea el principal punto en el que se centra el objetivo de la Cámara de ampliación de espacios de promoción empresarial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos