«Nuestro camino es impulsar el Lar»

Ceremonia religiosa celebrada ayer en el Lar Gallego para celebrar Santiago Apóstol. / MARIETA

Los socios de la hermandad gallega celebran por todo lo alto el día de Santiago

M. PICHEL AVILÉS.

Ayer fue 25 de julio, festividad del Apóstol Santiago, en la que se celebra el día de Galicia. Una fecha marcada en el calendario por la comunidad de gallegos distribuidos por el mundo, y que en Avilés cuenta con un lugar especial de reunión, el Lar Gallego, situado en la calle de Galiana 18. La hermandad galaica, que festejó por todo lo alto el día, quiere recuperar el pulso pasado, y como dice Ana Fernández Grela, su activa presidenta desde hace tres años, «nuestro camino es impulsar el Lar».

Hoy el Lar cuenta con unos 220 socios, una cifra aún alejada de sus mejores momentos, cuando llegó a superar con holgura el medio millar, en su mayoría gallegos que llegaron a la ciudad al calor del nacimiento de Ensidesa, y de la industrialización de Avilés, y que decidieron fundar la entidad en 1961. Porque si algo tienen claro en el Lar, es que reciben con hospitalidad a todos los que quieran participar, no se pide carné de identidad. «En nuestra organización acogemos a todos, desde el principio se abrieron las puertas a todo el mundo. Tenemos socios de Asturias y de otras comunidades, que quieren mucho al lar, y lo cuidan y lo valoran como si fueran gallegos», resalta Ana Fernández, gallega (de Santiago) de nacimiento y sentimiento, y una avilesina más desde muy pequeña.

Ana conoce el Lar como la palma de su mano, pues fue presidenta desde 1997 al 2005, después participó en gestoras y desde junio de 2014 es la presidenta. Su sede se encuentra en pleno centro de Avilés, en un edificio porticado en la calle de Galiana, con un patio que en verano se convierte en una auténtica delicia, bajo la sombra de un magnolio de gran porte y de un emparrado cargado de racimos de uvas. Ella ejerce de cicerone para el visitante, de una instalación que en medio siglo ha visto pasar miles de personas, y que busca hacerse de nuevo un hueco importante entre la sociedad avilesina. Por eso, Ana tiene claro que el camino pasa por bajar la media de edad de su masa social.

«Estamos encantados de que venga juventud, por ello prepararemos nuevas actividades»«Tenemos socios de Asturias y de otros comunidades, que lo cuidan y valoran»

«Estamos encantados de que venga juventud», afirma la presidenta, un objetivo que poco a poco están consiguiendo. «Se está rejuveneciendo, y para ello prepararemos nuevas actividades para los jóvenes», adelanta. También sirve de reclamo el Ámbigú del Lar, que funciona como bar y restaurante en el que se pueden realizar eventos.

Para atraer a los más jóvenes, veinteañeros y de menos, tienen una tarifa especial para hacerse socios, de 5 euros al mes, con la que acceder a todas las instalaciones, biblioteca y salas del centro. La tarifa habitual individual es de 11 euros al mes, y por parejas, es de 14 euros. Entre las propuestas que se encuentran los socios, desde clases de música (violín y piano), a baile (sevillanas, pilates, danza del vientre...), campeonatos de mus y parchís... «Para octubre hemos preparado un viaje a la ruta de los monasterios de Galicia, y a la fiesta del marisco de O Grove, y está abierto a los no socios», adelanta Ana.

Tres fechas clave

En el Lar, que abre todos los días (en verano, mañana y tarde, y el resto del año por la tarde) hay tres fechas clave. La primera, el día de las letras gallegas, que se celebra el 17 de mayo; el día del socio, el 12 de octubre, y el día de Galicia, festividad de Santiago, que festejaron ayer. «Son nuestros tres días más significativos. Lo celebramos con una comida, con música y baile», explica Ana.

Y de esa forma lo hicieron ayer. Los preparativos comenzaron días atrás, y ayer por la mañana llegaba el material y la comida para cocinar algunos de los productos típicos de Galicia, desde el pulpo a feira cocinado por una pulpeira, pimientos de Padrón, lacón... Uno de los momentos más emotivos llegó con la misa en honor del Apóstol, con los socios que ya no están, en el recuerdo. Una ceremonia que contó con la participación de la Coral Avilesina, que interpretó para la ocasión el himno de la comunidad vecina.

Alrededor de dos centenares de invitados estaban presentes, con la participación de la alcaldesa Mariví Monteserín, autoridades, miembros de otras importantes hermandades de Avilés... Celebraron juntos «el día más importante de todos para nosotros», en palabras de la presidenta Ana Fernández Grela.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos