El camino hacia la seguridad

La simulación permite vivir experiencias reales de conducción / FRATERNIDAD-MUPRESPA
La simulación permite vivir experiencias reales de conducción / FRATERNIDAD-MUPRESPA

La mutua Fraternidad Muprespa impulsa en la comarca cursos para mejorar la conducción con realidad virtual

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Siempre se ha alertado del peligro de hablar por teléfono móvil para la conducción. Descolgar una llamada o mandar un mensaje puede ser un peligro. Pero por mucho que se diga la teoría, la práctica es el mejor aprendizaje posible. ¿Pero es conveniente sufrir un accidente para conocer los peligros del uso de los móviles? Desde luego que no, pero desde la mutua Fraternidad-Muprespa han decidido apostar por la realidad virtual para formar a los trabajadores y tratar de reducir la siniestrabilidad. La experiencia en sí no es una novedad ya que cada vez más empresas utilizan realidades simuladas para ensayar complejos procesos.

Ahora, desde la mutua Fraternidad-Muprespa se aprovecha la tecnología virtual para mejorar la seguridad vial de los trabajadores. El pasado año se realizaron las primeras experiencias en Avilés y se quieren repetir los talleres a lo largo del presente ejercicio.

«En 2017 participaron quince trabajadores de Inteco Astur, sobre todo con un perfil de comerciales con simulaciones vinculadas con la conducción», explica María Teresa Belver Blanco, responsable en Avilés de la mutua. Los talleres son muy participativos, en los que se trabajan diferentes aspectos de seguridad vial con gafas de realidad virtual.

A través de estos dispositivos, las personas reaccionan en diferentes escenarios. Puede ser conducir con lluvia, recibir deslumbramientos, atender llamadas con el móvil, reaccionar ante un imprevisto. La seguridad vial es un factor muy importante para la seguridad en el trabajo. Las gafas de realidad aumentada y sendos dispositivos en cada mano permiten el milagro. Son tecnologías que, aunque novedosas, no resultan complejas de utilizar para los participantes, según aseguran en las encuestas de evaluación que se vienen realizando tras cada taller. Al menos es lo que opinan el 90 por ciento de los participantes.

Riesgos viales

Tras ello está mucho en juego. En 2016, la Dirección General de Tráfico (DGT) elevaba a 1.160 personas el número de fallecidos en las veinticuatro horas posteriores a un accidente de tráfico. La repercusión es igual de trágica en el mundo de la seguridad laboral.

«Los datos del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo para el año 2016 concluyeron que un 11% del total de los accidentes con baja laborales son debidos al tráfico tanto en misión o in itinere. En cuanto a los accidentes mortales, los datos revelan que cada dos días una persona fallece en accidente de tráfico como consecuencia del trabajo realizado por cuenta ajena», asegura David Revillo Vidales, técnico de prevención en Fraternidad-Muprespa, en una ponencia en la que evaluaba la experiencia de su mutua en la seguridad virtual.

Revillo destaca que los datos de la DGT apuntan a que el 91% de los accidentes se originan en comportamientos humanos. De ahí la importancia de atacar ese factor a través de la formación. La ponencia destaca que la combinación de la experiencia virtual con las emociones durante el taller se traducen en cambios en el comportamiento, en aprendizajes positivos.

«La verdad es que el seminario resulta muy activo y participativo. La dinámica de grupo es muy intensa. Todo el mundo sale encantado», asegura María Teresa Belver. El 98 por ciento de los participantes considera efectiva la utilización de estas tecnologías. La única complejidad nace de la dificultad de juntar a todos los trabajadores que quieren participar en este seminario, toda vez que el desplazamientos de formador y personal aconsejan a un número mínimo de asistentes.

A lo largo de este año, Fraternidad-Muprespa tiene previsto organizar más actividades de este tipo en las empresas que cubre. Hasta la fecha, la encuesta realidad por la mutua a los asistentes indica un alto grado de satisfacción. Así, el ochenta por ciento de los participantes afirma que la participación en esta experiencia le permitió cambiar su percepción sobre la seguridad vial.

Otro dato interesante es la diferencia de esta metodología es el abordaje de los aspectos emocionales relacionados con la seguridad vial. Así, el 14% de los participantes consideraba que los anteriores modelos le habían facilitado información de carácter emocional sobre las consecuencias de los accidentes de tráfico. Sin embargo, la mayor parte, el 67%, consideraba que no, por lo que este sistema de trabajo permite cubrir un campo muy importante para el aprendizaje real, afirma Revillo.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos