Una cata «rotunda» para el ecuador

Un camarero sirve uno de los vinos de la cata. / MARIETA
Un camarero sirve uno de los vinos de la cata. / MARIETA

El Famous Wine Festival trata de romper algunos mitos en su segunda degustación

C. DEL RÍO AVILÉS.

En el ecuador del Famous Wine Festival (FWF) y con el viento soplando a favor, la segunda cata del certamen apostó por los sabores «rotundos y contundentes» de la mano de vinos como Corral de Campanas, el Rosso &Bianco de Coppola o el reserva de Jean Leon. La degustación celebrada en la sala Santa Cecilia la abrió, sin embargo, un blanco con el que David Fernández-Prada, director de Gustatio, la empresa organizadora del festival, quiso «desmitificar que los vinos jóvenes blancos hay que tomarlos en el año». El de ayer, '42' de Eneko Atxa, era de 2015 y «podría aguantar carnes». Porque si bien uno de los objetivos de estas catas es presentar en sociedad las novedades de cada edición del certamen, las notas de la misma van más allá, ofreciendo una visión amplia del caldo en sí y de sus mejores compañeros sobre el mantel.

Fernández-Prada destacó como «singularidad» del '42' del afamado cocinero Eneko Atxa y su tío Gorka la integración plena con el restaurante y el viñedo, todo en el mismo lugar. «La sorpresa de un vino como este es ver que te puede aguantar tres años dando muy buenas sensaciones en boca y funcionando muy bien. Este, un txakolí, no iría con pescados suaves. Al ser un vino con cuerpo necesitaría un pescado con grasa, un rodaballo o un salmón, por ejemplo».

Con el 'Rosso & Bianco Coppola' de Carbernet y Sauvignon, el director de cata quiso mostrar la uva «más presente en todo el mundo» de la mano de un cineasta que fue «el primer famoso en apostar por el mundo del vino hace más de cuarenta años». Ahora tiene más de sesenta vinos diferentes en sus viñedos de California. Concretamente, el 'Rosso & Bianco' es un vino «fuerte y rotundo». Antes de compararlo con la uva Cabernet del Penedés del caldo de Jean Leon, Fernández-Prada intercaló el 'Corral de Campanos' de 2016, con tinta de toro. «Aquí claramente necesitamos una carne porque es un vino con fuerza», anotó.

Por último, el cerca de medio centenar de asistentes llegado de distintos puntos del centro de Asturias probó el caldo de Jean Leon, «el santanderino que se enamoró del Penedés y que fue amigo de Frank Sinatra», un vino de gama alta (Vinya Le Havre, añada 2011) que no está presente en el festival. «Es un vino que está más 'redondito' porque han pasado ya muchos años al que las carnes le pueden funcionar también. Una pularda, un pollo también. Son vinos viejos que incluso pueden sorprender con marisco», comentó.

Llegados a este punto de la cata tocaba la comparación entre la uva Carbernet cultivada en California y la del Penedés. En su opinión, el sol californiano ofrece unos caldos «más cálidos» frente a la «frescura» que se aprecia en el de Jean Leon.

En esta novena edición del Famous Wine, que durará hasta el domingo se chatean 33 caldos de famosos en 17 bares de Avilés y Piedras Blancas con gran aceptación entre el público. Varios establecimientos agotaron las reservas de los vinos a los cuatro días y tuvieron que solicitar más botellas. El precio de las copas va de los 2,5 a los 5 euros. Las novedades de este año son los caldos homenaje a Luis Buñuel, el vino del compositor argentino Coti, el del entrenador Eusebio Sacristán que ayer fue uno de los catados, el Corral de Campanas, y el de Chimo Bayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos