Catorce positivos en 233 pruebas de alcoholemia durante la pasada madrugada

El control en la avenida de Gijón. / LVA
El control en la avenida de Gijón. / LVA

Policía Local y Guardia Civil montan un dispositivo de cuatro horas en los accesos y salidas de la ciudad que también arrojó dos positivos en drogas

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

La Policía Local y la Guardia Civil de tráfico montaron en la madrugada de ayer un dispositivo conjunto para el control de alcohol y drogas a conductores entre las doce de la noche y las cuatro de la madrugada en varios puntos de acceso y salida de la ciudad, entre ellos Los Canapés y la avenida de Gijón. Durante esas cuatro horas realizaron 233 pruebas de alcoholemia que arrojaron catorce positivos en vía administrativa, ya que ninguno de los conductores superó la tasa de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Es decir, sólo el 6% de los parados por la policía dio positivo.

Los agentes, además, realizaron durante estos controles siete pruebas de detección de drogas, arrojando dos de ellas un resultado positivo, una por consumo cannabis y otra por cocaína, a las dos personas que dieron positivo también se les abrió diligencias para interponerles una sanción. Además de esto, en los controles se denunciaron a dos vehículos por no haber pasado la inspección técnica en el plazo debido, tres de ellos por carecer del correspondiente seguro obligatorio procediendo además a su inmovilización y un conductor fue denunciado por tener el permiso de conducción caducado.

En los controles se realizaron tres actas de intervención de droga, dos de marihuana y otra de siete papelinas que se cree que pudieran contener cocaína, siendo propuestos para sanción administrativa a la Delegación del Gobierno de Asturias.

Según se indica desde el Ayuntamiento, «con estos dispositivos conjuntos entre la Policía Local y la Guardia Civil se trata de aumentar los esfuerzos y reducir la siniestralidad en nuestras calles y carreteras, más aun en estas fechas que existen un aumento de los desplazamientos con los vehículos particulares».

Detención Valdés Salas

Como ya publicó este periódico, la Policía Local detuvo el pasado jueves a un prófugo sobre el que pesaban órdenes de búsqueda y captura emitidas por diferentes juzgados en un bar de la calle Valdés Salas. Ayer se supo que en esa intervención resultó herido uno de los clientes, V.S.A., de 71 años. El hombre cayó al suelo fruto del desconcierto que vivieron los responsables del local y el resto de clientes, que echaron a correr al ver a los agentes armados. El hombre rompió el húmero por varios sitios y precisó de ser hospitalizado en el San Agustín. Por su parte, el prófugo, que quedó en libertad ese mismo día, decidió volver al bar para pedir disculpas. «Nos sorprendimos al verle venir y también nos pusimos un poco nerviosos. Nos dijo que le habían confundido y que sentía todo lo ocurrido el día anterior», comentan los testigos.

Por otro lado, a primera hora de la noche la Policía Local y los Bomberos acudieron a Rui Pérez ante un aviso de una posible fuga de gas que finalmente no fue verificada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos