El Centro Global de I+D de ArcelorMittal dispondrá en 2019 de la manzana del acero

Ricardo Tucho, Nicolás de Abajo, Esther Vallado, Margarita Álvarez y José Esteban Fernández Rico. / P. B.
Ricardo Tucho, Nicolás de Abajo, Esther Vallado, Margarita Álvarez y José Esteban Fernández Rico. / P. B.

El equipo de investigación de la multinacional e Ignacio Vallado son reconocidos por el Colegio de Ingenieros Industriales

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La manzana del acero, un centro que recrea a pequeña escala todo el proceso siderúrgico, que impulsa ArcelorMittal Global R&D estará operativa el próximo año, una vez que en este ejercicio se complemente la instalación de todos los equipos. El desarrollo del proyecto acumula cerca de un año de retraso sobre las fechas iniciales, si bien ayer Nicolás de Abajo, director de ArcelorMittal Global R&D, lo explicaba por «la complejidad que supone desarrollar a escala preindustrial un equipamiento del que no tenemos diseños previos ni referencias».

El trabajo de puesta en marcha de la manzana del acero no frena otras iniciativas del centro de investigación y la incorporación de nuevos investigadores. Mañana lunes quince personas comenzarán a trabajar en el equipo. «La industria necesita más científicos y técnicos en un ritmo que no sé si la sociedad podrá aportar para desarrollar campos como la digitalización o el Big Data», indicó De Abajo.

ArcelorMittal Global R&D recogía ayer el galardón como 'Entidad Distinguida' entregada por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Asturias con motivo de su celebración patronal, san José. «Recibir reconocimientos siempre es agradable, pero este nos hizo especial ilusión porque viene de nuestros compañeros en la Universidad y en la empresa», aseguró Nicolás de Abajo.

El Colegio de Ingenieros Industriales también concedía el título de 'Colegiado Distinguido' a Ignacio Vallado, fallecido el pasado año. Durante cuarenta años pilotó la empresa Vallado Ingenieros, con obras en toda la región. En Avilés, su buen hacer se notó en el Centro de Salud de Villalegre o en el Palacio Valdés.

Su viuda, Margarita Álvarez, y su hija, Esther, agradecían ayer el homenaje de los compañeros. «Era de nieto de José María Sánchez Vallado, ingeniero del Mirador del Fito, y sentía una profunda vocación, un gran amor por la ingeniería», aseguró Margarita Álvarez. Esther Vallado destacó la «gran profesionalidad» y la entrega con la que afrontaba sus trabajos.

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales cuenta con 2.165 colegiados en Asturias, con un amplio abanico de perfiles. «Con 175 años, la ingeniería industrial se encuentra en un buen momento. Básicamente por su carácter generalista y multidisciplinar, lo que permite abordar un amplio abanico industrial y muchas posibilidades. Los actuales retos tienen que ver con la digitalización de la industria», aseguró ayer su decano, José Esteban Fernández Rico, en el Hotel NH Collection Palacio de Avilés que acogió la fiesta patronal del colectivo. Tras una misa en sufragio por los colegiados fallecidos, se celebró un cóctel en el salón invernadero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos