Charcos sin lluvia en el puente

Cada vez que llueve, el puente de San Sebastián, que une ambas orillas de la ría en su cauce alto, se llena de charcos. Incluso al día siguiente, con sol en el horizonte, permanecen, obligando, sobre todo a los peatones, a circular por el exterior del mismo, tratando de sortearlos.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos