Cien años de Filarmónica

Yolanda Alonso, Mariví Monteserín, Marino Soria, Lolina Conde y Angelita Carrillo./
Yolanda Alonso, Mariví Monteserín, Marino Soria, Lolina Conde y Angelita Carrillo.

La sociedad musical avilesina celebra el aniversario de su primer concierto en 1918

POR MERCEDES DE SOIGNIE

La ocasión bien merece no pasar desapercibida y como todo cumpleaños que se precie requiere un gran celebración. Socios, colaboradores y amigos de la Sociedad Filarmónica se dieron cita en la cena aniversario que tuvo lugar ayer en el restaurante La Serrana.

La Filarmónica, fundada el 27 de enero de 1918 bajo la presidencia de Rodrigo de Llano-Ponte, estuvo en funcionamiento hasta el 27 de diciembre de 1930 cuando se disolvió por falta de socios. Habrían de pasar veintisiete años para que volviera a surgir hasta la actualidad cuando, presidida por Marino Soria, mantiene el número de socios y busca ampliar sus horizontes entre la juventud.

La cena fue un auténtico homenaje a la música y al esfuerzo de esta sociedad que forma parte de Avilés, como uno de los pilares de la cultura más allá de modas. La villa siempre se ha caracterizado por ser cuna de grandes músicos, un lugar donde se cuida y mima este arte. La música clásica tiene un público específico, pero no es menos cierto que exige una educación desde temprana edad y la Filarmónica Avilesina con sus esmerados programas son una buena fuente de la que beber.

En la mesa presidencial, junto a Marino Socia, Manuel Campa, Mariví Monteserín, Yolanda Alonso, Angelita Carrillo, la socia más antigua y homenajeada Lolina Conde con su hija Nausica, Alfonso López y Milagros.

Entre los asistentes estuvieron Sonia Díaz, María Nieves González, Cristina del Rosal, Purina Ovies, Nelly, Olga Rodríguez, Gunter Lirich, María Teresa Monforte, Fernando y María José Arias, José F. Buylla, Ignacio Pérez, Fernando Balbuena, Antonio Sabino, Maite Mariño, Gonzalo Casielles, Javier Serna y Ruth Arias, Jefa de Redacción de LA VOZ DE AVILÉS.

Al final de la cena se hizo entrega de una placa conmemorativa a María del Carmen Dolores Menéndez Conde, conocida como Lolina Conde, la socia más antigua de la Filarmónica, con el número 15, desde 1957. Con la sonrisa que le caracteriza, aunque sorprendida por la atención que ha despertado, se mostró muy emocionada y agradecida. Lolina recordó en todo momento a su marido, Evaristo Álvarez-Casariego, quien hubiera vivido esta noche con especial cariño. Él fue quien la hizo socia y con quien compartió todos los conciertos de la entidad hasta su fallecimiento.

Hoy prosigue la celebración del centenario con un concierto muy especial a cargo del Cuarteto OSPA (20.15 horas) en el que se interpretará el mismo programa que se ejecutó tal día como hoy hace cien años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos