«Hace cincuenta años se construía con calidad»

Un momento de la charla de ayer en Llaranes. / MARIETA
Un momento de la charla de ayer en Llaranes. / MARIETA

Estudio Asturias explica en Llaranes los Informes de Evaluación del Edificio

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Una nueva sigla se añade desde este año al diccionario que deben manejar todas las comunidades de vecinos y administradores de fincas: IEE, Informe de Evaluación del Edificio. Una realidad anunciada desde hace años y que, a partir del próximo mes de julio, deberán haber superado todas las construcciones de vivienda colectiva que, en el año 2013, tuviesen más de cincuenta años de edad.

De esta manera se inicia en Asturias el cumplimento de una medida legal que deberán superar los inmuebles que superen el medio siglo. Desde ese momento, dispondrán de un plazo de cinco años para disponer de la evaluación.

Las dudas e incertidumbres sobre esta normativa motivaron ayer que la Asociación de Vecinos de Llaranes organizase una charla informativa con los integrantes de Estudio Asturias, el equipo integrado por los arquitectos Mario Somonte, David Solís y Moisés Sánchez y que ya han firmado más de treinta informes.

«Ahora mismo hay una avalancha de peticiones de análisis», explican los arquitectos

«Lo deben superar todos los edificios con más de cincuenta años, si bien llegada a esa edad disponen de un plazo de cinco años. De no tenerla, no podrán acceder a subvenciones y ayudas para la rehabilitación. Y también se comenta la posibilidad de multas, pero aún no se sabe nada», comentaron ayer. De momento, los arquitectos confirman la existencia de una «avalancha» de peticiones para cumplir con los plazos fijados por el Principado. En Avilés, las zonas más afectadas se encuentran en el centro y también en los barrios del crecimiento demográfico tras la llegada de la entonces Ensidesa.

Tan sólo los arquitectos y arquitectos técnicos pueden redactar estos informes, si bien su contenido no es discrecional.

La normativa fija todos los parámetros que se deben analizar: accesibilidad, edificación, estado general. En función del resultado, el edificio supera la IEE o no. En el primero de los casos, la vigencia de la evaluación será de diez años. En el segundo, deberá solucionar los defectos detectados.

«En general no estamos encontrado problemas estructurales. Hace cincuenta años se construía con calidad, aunque hay carencias en campos como el aislamiento. Los defectos se suelen relacionar con la exposición a la meteorología o el propio uso de la vivienda», comentan. En ocasiones, aparecen problemas por decisiones mal ejecutadas. Como puede ser el cambio de una carpintería de madera por PVC sin asegurar la ventilación de la vivienda, lo que se traduce en problemas de condensación en el interior.

El precio de los Informes de Evaluación no se encuentra regulado. «Existe un abanico amplio. Cada estudio lo fija con libertad y se tienen en cuanta diferentes factores», comentan

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos