Las clases de coros elementales abren un nuevo curso en el conservatorio Julián Orbón

C. R. AVILÉS.

El curso comenzó el miércoles en el conservatorio Julián Orbón con las dos primeras clases de los alumnos de enseñanza elemental de Coros, de tercero y cuarto. Será la semana que viene cuando arranque a pleno rendimiento con el regreso de sus 240 estudiantes, treinta de ellos de primer curso.

De momento, en el centro aún están elaborando y encajando horarios. El martes se publicaron los horarios de las clases colectivas y estos días los profesores de instrumento acordarán los horarios de las clases individuales con cada uno de sus alumnos. Los instrumentos más solicitados por los estudiantes son el piano, el violín, el violonchelo, la guitarra, el saxofón, el clarinete y la viola.

Este jueves será el último día para solicitar un cambio de grupo y mañana, una vez estudiados y valorados, se publicarán los grupos definitivos.

Treinta es el número máximo de alumnos que puede entrar cada año en el conservatorio por la ratio de las clases teóricas, de quince alumnos por profesor. Este número se cubre todos los cursos, incluso suelen quedar dos o tres jóvenes por año en lista de espera, en algunos casos también por falta de plaza en el instrumento elegido. En cualquier caso, si en los primeros meses se produjera una baja, estos alumnos podrían entrar.

En el acceso a las enseñanzas del centro prima la edad. Está reglado de tal forma que los solicitantes de ocho años tienen preferencia con vistas a que su trayectoria en el conservatorio discurra en paralelo a sus estudios de primaria, secundaria y así cuando terminen el bachiller puedan elegir si continúan sus estudios musicales en el grado superior o prefieren la Universidad.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos