«Es importante pedir siempre la factura, aunque nos cueste más»

«Es importante pedir siempre la factura, aunque nos cueste más»
Claudio Alvargonzález.

Claudio Alvargonzález participa en las jornadas de Consumo Responsable recordando claves para los consumidores

Fernando Del Busto
FERNANDO DEL BUSTOAvilés

Presupuestos, resguardos y facturas son elementos fundamentales en la defensa de los derechos de los consumidores que no siempre se utilizan de la manera debida, según destacó ayer Claudio Alvargonzález, presidente de la Unión Cívica de Consumidores de Asturias, en su participación en las jornadas sobre consumo responsable organizadas por el Ayuntamiento de Avilés.

«Son documentos muy importantes para la salvaguarda de los derechos de los consumidores, pero muchas veces no se piden o no se conservan», comentó ayer Alvargonzález. El caso más patente es la factura, ya que «sirve para acreditar la adquisición del producto y cuándo. sucedió En ocasiones no se solicita para evitar pagar el IVA, pero se corre el riesgo de la desprotección».

Otro caso frecuente es tirar la factura o el tique de la compra. «Es un problema habitual en sectores como el textil. Vamos a reclamar pero no tenemos factura. ¿Cómo demostrar entonces que se adquirió y que se encontraba en el periodo de garantía?», reflexionó el ponente.

Lo ideal es conservar la factura durante todo el tiempo de vigencia de la garantía, o sea un mínimo de dos años. Una posibilidad para evitar ser devorado por la documentación almacenada es el escaneo del original, para imprimirlo en caso de necesidad. «En principio, no debería ser un problema si se inicia un proceso judicial», apuntó el letrado.

Los resguardo de depósito son otro documento importante, toda vez que garantizan el estado en el que los propietarios dejan sus pertenencias en talleres para su reparación. «Son muy importantes en los talleres, para evitar sustos al ir a recoger un vehículo. La práctica totalidad de los concesionarios oficiales los rellenan, pero hay más problemas en talleres pequeños», apuntó.

La solicitud del presupuesto por escrito es otro derecho que, con frecuencia, se obvia. El ponente destacó su importancia, toda vez que dejan constancia del importe que deberá abonar el consumidor y las características del servicio que se prestará. «Se deben pedir siempre, porque permiten demostrar que no se ofreció el servicio que se había solicitado y acordado por el consumidor», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos