El Ayuntamiento de Avilés revisará las cláusulas sociales para aplicarlas a más contratos

El Ayuntamiento de Avilés revisará las cláusulas sociales para aplicarlas a más contratos
Uno de los contratos que reserva el Ayuntamiento para empresas de inserción es el del mantenimiento de las zonas verdes de los colegios y el cinturón ambiental de Valliniello. / MARIETA

Pretende extenderlas a las fundaciones de Cultura y Deportes y aplicarlas a contratos a partir de cien mil euros

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

Cuando se cumplen nueve años de la entrada en vigor de la instrucción municipal que regula la introducción de cláusulas sociales de contratación en el Ayuntamiento de Avilés, el equipo de gobierno hace balance. En este tiempo, la aplicación de estas medidas de concertación social ha facilitado que fueran contratadas 561 personas en empresas que ejecutaron obras, prestaron servicios o vendieron suministros al Ayuntamiento. Pero además de analizar números, la Concejalía de Promoción Social, que dirige Yolanda Alonso, también cree que es el momento de dar un salto y revisar estas cláusulas para ampliar su aplicación a las fundaciones de Cultura y Deportes, y también a los contratos de menos de cien mil euros, algo que ahora no se hace.

Para ello, ha iniciado la contratación de una asistencia técnica que realizará un diagnóstico sobre esta instrucción, apoyará la creación de una comisión de trabajo para elaborar un nuevo pliego que regule la introducción de las cláusulas sociales en las contrataciones y también establecerá un sistema de verificación de las mismas. Esta nueva estrategia se enmarca en el programa europeo que lidera Avilés de innovación en proyectos sociales, 'Atlantic Social Lab' y que tiene como socios instituciones de Gran Bretaña, Irlanda, Portugal, España y Francia.

«Fuimos pioneros y después de nueve años seguimos siendo un Ayuntamiento de referencia en cuanto a las cláusulas sociales, pero es el momento de revisarlo para seguir avanzando y también para adaptarlo a la nueva ley de contratos del Estado», indicó Yolanda Alonso, que ayer mismo participaba en Madrid en el Foro de las Ciudades precisamente invitada para hablar de esta experiencia de Avilés en inserción laboral y social.

La nueva ley de contratos establece, por ejemplo, que los municipios deben de reservar un porcentaje de sus contratos a empresas de inserción y centros especiales de empleo. La instrucción para las cláusulas sociales del Ayuntamiento de Avilés ya contemplaba la contratación de estas empresas hace nueve años, pero sin porcentajes. Esta es una de las cuestiones en las que trabajará esa comisión que se cree «porque queremos constituir un espacio de reflexión como se hizo en 2008», apuntó la concejala.

561 contrataciones

El Ayuntamiento 'obliga' a sus proveedores a contratar a personas en riesgo o en exclusión laboral y social. En los nueve años de aplicación, se ha aplicado a un centenar de contratos de obras, sesenta de servicios y diecisiete de suministros, que han supuesto las 561 contrataciones citadas junto con las realizadas por las empresas de inserción y centros especiales de empleo a los que Avilés han reservado diecisiete contratos en este tiempo, dos de ellos específicos por solvencia técnica.

Alonso defiende que la introducción de estas cláusulas «ha sido positiva por muchas razones, la principal por los resultados de inclusión social y laboral, pero también porque mejora la eficiencia de los recursos públicos o fomenta la creación de empresas de inserción y la responsabilidad social en el territorio». Ahora, entre los objetivos que se marca el equipo de gobierno para continuar avanzando en este programa están los de ampliar la ampliación a las fundaciones o a contratos de menor cuantía, pero también la posibilidad de introducir nuevos criterios de «contratación responsable», como medioambientales, de apoyo a pymes o de innovación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos